lunes, 26 de septiembre de 2016

27 DE SEPTIEMBRE DE 1884: FALLECE EL JORDANISTA CLODOMIRO CORDERO.


Nació aproximadamente en 1825. Según sus propias palabras, su lugar de nacimiento habría sido Buenos Aires, aunque desde niño vivió en Entre Ríos, “a la sombra protectora de sus frondosos árboles” y disfrutando el amparo “de sus hogares hospitalarios”. Estudió en el histórico Colegio de Concepción del Uruguay. Después, se graduó de abogado. Diputado de la legislatura entrerriana en tiempos de Justo José de Urquiza. Ajusticiado éste, formó parte de la cámara que eligió a Ricardo López Jordán nuevo gobernador de la provincia. Medió junto a Onésimo Leguizamón ante el gobierno nacional para que no interviniera la provincia. Se trasladó a Buenos Aires para, mediante la prensa, defender la causa jordanista. Sus artículos se reunieron en el volumen “La Revolución de Entre Ríos. La guerra y la paz”. Luego de la traición de Urquiza en Pavón, alega en favor de quienes dieron muerte al declinante señor feudal. “No soy amigo de la sangre –dice Cordero-, daría mi vida por salvar la vida de mis semejantes; pero veo en los actores de la tragedia de San José al infeliz esclavo pintado por un poeta, , arrojando el hacha sobre la frente del capataz que lo azota”. Cordero dice que “sin los cálculos políticos del general Mitre y la subordinación militar del general López Jordán”, Urquiza no hubiera podido mantenerse por mucho tiempo en el poder después de la apostasía de Pavón. “Pudo ser un Solón y prefirió ser un César. Él mismo se preparó el precipicio en que lo hemos visto sepultarse. No economiza reproches al presidente Sarmiento, quien prometió rociar con sal los campos entrerrianos luego del levantamiento de López Jordán. Clodomiro dice, los “antiguos bardos” del pueblo entrerriano “convertidos en gobernantes son hoy sus severos jueces. Pero no quieren solo el sacrificios de sus hijos, quieren arrojar al viento sus cenizas y no dejar piedra sobre piedra en sus hogares”.
Ya en Buenos Aires ejerció su profesión en el foro porteño y en 1875 fue director y redactor del diario autonomista “La Política”, fundado por Evaristo Carriego. Milita junto a José Hernández en el ala “cambacerista” del “alsinismo”, tendencia que lo llevó a candidato a diputado en 1877.
En 1182 hizo la defensa del periódico “Las Plagas” de Buenos aires en el paro llevado en su contra. Publicó “Los Horacios y los Curiacios. Estudios sobre la Capital de Entre Ríos y sus reformas constitucionales, recopilación de artículos publicados en “Las Provincias” y “El libre pensador”, que dedica “a la juventud de Entre Ríos, llamada a edificar sobre ruinas del pasado, consumando las reformas de la constitución y demás leyes”. “Las luchas civiles sacrificaron o dispersaron a todos vientos a nuestros hermanos, dejando nuestros hogares tristes, desiertos, sin la luz de una esperanza; pero cobrando nuevas fuerzas en nuestra propia debilidad, de las ruinas hemos regenerado nuestra existencia y hemos convertido campos de soledad, en centros de movimiento activo, comercial, haciendo surgir con la labor común, esas sábanas de verdura, esos amenos jardines que contemplamos”. Por ello sugiere consolidar ese renacimiento evitando los personalismos políticos, la “preponderancia clerical” y el avasallamiento de la soberanía entrerriana. Para conseguirlo, “los gobernantes no deben desviarse nunca de las corrientes populares, si aspiran a encauzarlas, y aman la patria (y) los gobernados, con plena conciencia de sus derechos, no deben consagrarse a degradantes paganismos políticos, y deben ver en los gobernantes a simples representantes tuyos, sin ataviarlos con la falsa aureola de espíritus extraordinarios”.
Este liberal nacional, admirador de Alberdi, Leandro Gómez y la revolución francesa, escribió también “La Argentina. Su vida y sus instituciones”, un estudio hoy inhallable.
Clodomiro Cordero falleció en Buenos Aires.
Su condiscípulo, Domingo Aramburú, lo recuerda como hombre de “espíritu generoso y soñador”. Él hubiera agregado: “pero téngase en cuenta que los sueños de hoy suelen se la realidad de mañana”.


domingo, 25 de septiembre de 2016

26 DE SEPTIEMBRE DE 2014: EL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU DECIDE INVESTIGAR A LOS FONDOS BUITRE POR VIOLACIONES A ESOS DERECHOS.


Por 33 votos a favor, 5 en contra y 9 abstenciones, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas -a propuesta argentina, la que fue acompañada por 74 Estados- aprobó una resolución que condena el accionar de los fondos “buitres” –como se los conoce popularmente- y "ordena una investigación sobre sus actividades y las consecuencias de sus acciones en todo el mundo" también en los derechos humanos, según precisó el canciller Héctor Timerman. La medida se suma a la histórica resolución que llamó a la creación de un marco jurídico para los procesos de reestructuración de deudas. "Esto no es un enfrentamiento entre naciones ni una crítica al sistema político económico", subrayó el diplomático.
“Los miles de millones que los fondos buitre se llevan del sur empobrecido se traducen en el cierre de escuelas, hospitales vaciados de medicamentos, en regimientos de familias hurgando en la basura para comer, en miseria sobre más miseria, inestabilidad política, caída de gobiernos, odio, inseguridad y violencia. Sabemos que tenemos que hacer algo para cambiar el statu quo, porque tenemos la certeza de que no van a parar hasta que nosotros les pongamos un freno”, dijo el canciller Héctor Timerman al hablar en la sede de la ONU en Ginebra.
Luego de la votación en la sede que el organismo tiene en la ciudad suiza de Ginebra, el titular del Palacio San Martín remarcó la importancia de esta resolución tanto por la cantidad de votos a favor como por su trasfondo: "Esta resolución no es solo como una condena a los fondos buitre sino como un respaldo a la Argentina en su lucha por los derechos humanos", remarcó Timerman.
Además, destacó que "por primera vez en la historia" de las Naciones Unidas se votó una medida en la que "la ONU ordena a su Consejo de Derechos Humanos a realizar una investigación sobre las actividades de los fondos buitre y las consecuencias que tienen sus acciones en todo el mundo".
"Se investigará su accionar y si se encuentra algún motivo se los condenará. Esto no se trata de una medida contra un país, sino contra un grupo de especuladores internacionales, verdaderos piratas del siglo XXI que asolan a pueblos y países".
Timerman y Alberto D’Alotto, representante permanente ante los organismos de Naciones Unidas en Ginebra, llegaron al salón “de los derechos humanos y de la alianza de las civilizaciones” a la una y media de la tarde de Ginebra. El recinto, cuya cúpula es una especie de cueva con estalactitas de todos los colores, hecho por el artista español Miguel Barceló, se fue poblando de los miembros de las delegaciones hasta que quedó completo. El embajador de Gabón, que ejerce la presidencia del organismo, bajó entonces el martillo y empezó la sesión, que sería la última del año.
Timerman dejó claro que Argentina fue allí a "denunciar a los fondos buitre, que son también los herederos de aquella dictadura cívico-militar y a quienes representan sus intereses". En su opinión, "la estrategia buitre atenta contra la reestructuración de una deuda exitosa como lo hizo la Argentina".
La resolución es otro importante paso contra los fondos buitre tras la histórica medida recientemente aprobada en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, también promovida por Argentina e impulsada por el G77+China.
"Es un orgullo saber que se tiene respaldo de la mayoría de los países del mundo", destacó el Canciller durante una entrevista en la que también calificó al tratamiento del problema de la especulación financiera y de los fondos buitre por la ONU como "hito histórico" que "tendrá consecuencias muy positivas para todo el mundo".
Además, agradeció a todos los países que brindaron su apoyo y sostuvo: "Creemos en el multilateralismo, por eso queremos llevar este debate al más democrático de los foros internacionales que es el de las Naciones Unidas". Luego se refirió a las críticas de quienes votaron en contra por considerar que el Comité de Derechos Humanos de la ONU no era el foro para tratar ese tema: "Esto no es sólo un problema económico, por eso no es cierto que éste no es el foro para tratarlo. Esto es un problema político y social que afecta la vida de todos los ciudadanos. Va mucho más allá de lo que quieren hacernos creer algunos países. Y Argentina va a luchar en todos los lugares donde tenga que dar batalla", concluyó.


sábado, 24 de septiembre de 2016

25 DE SEPTIEMBRE DE 1972: MUERE LA ESCRITORA ALEJANDRA PIZARNIK.

Bella e inteligente pasó por el secundario -tal vez medalla de oro- e ingresó a Filosofía, su primer interés. Se pasó a Letras y no llegó a terminar la carrera.

Flora Alejandra Pizarnik –aunque posiblemente su apellido original haya sido Pozharnik, el que perdió su progenitor al instalarse en el país- nació en Avellaneda el 29 de abril de 1936. Sus padres fueron Pizarnik y Rejzla (Rosa) Bromiquier, ambos inmigrantes judíos de origen ruso y eslovaco, que se dedicaban al comercio de joyería. Creció en el barrio de Avellaneda. Tenía una hermana mayor de nombre Myriam.
Su infancia fue muy complicada. Hablaba el español con marcado acento europeo y tartamudeaba. Tenía graves problemas de acné y una marcada tendencia a la obesidad. Estas cuestiones minaban seriamente su autoestima. La autopercepción de su cuerpo y su continua comparación con su hermana la deprimieron de manera obsesiva. Es posible que por esta razón comenzara a ingerir anfetaminas —por las cuales desarrolló una fuerte adicción—, que le provocaban largos períodos de trastornos del sueño como euforia e insomnio.
En 1954, tras el bachillerato, ingresó en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Permaneció como estudiante hasta 1957, tomando cursos de literatura, periodismo y filosofía, pero no terminó sus estudios. Paralelamente tomó clases de pintura con el surrealista Juan Batlle Planas.
Lectora profunda de muchos y grandes autores durante su vida, intentó ahondar en los temas de sus lecturas y aprender de lo que otros habían escrito. Así se motivó tempranamente por la literatura y por el inconsciente, lo que a su vez hizo que se interesara por el psicoanálisis. Casi en forma inmediata manifiesta un espíritu de rebeldía que lindaba con el autoaniquilamiento.
Despreocupada por la política e influenciada en su lirismo por Antonio Porchia, los simbolistas franceses, en especial Arthur Rimbaud y Stéphane Mallarmé, por el espíritu del romanticismo, y por los surrealistas, Pizarnik escribió libros poéticos de notoria sensibilidad e inquietud formal marcada por una insinuante imaginería. Sus temas giraban en torno a la soledad, la infancia, el dolor y, sobre todo, la muerte.
Su primer libro fue La tierra más ajena (1955), editado en Botella al mar. Más tarde publicó La última inocencia (1956), volumen dedicado a su psicoanalista León Ostrov, y Las aventuras perdidas (1958).
Entre 1960 y 1964 Pizarnik vivió en París, donde trabajó para la revista Cuadernos y algunas editoriales francesas. Publicó poemas y críticas en varios diarios, tradujo a Antonin Artaud, Henri Michaux, Aimé Césaire e Yves Bonnefoy, y estudió historia de la religión y literatura francesa en la Sorbona. Allí entabló amistad con los escritores Julio Cortázar, Rosa Chacel y Octavio Paz, entre otros, siendo este último el prologuista de Árbol de Diana (1962), su cuarto poemario, en el que ya se refleja plenamente la madurez como autora que estaba alcanzando en Europa.
También allá, en Europa, formó parte además del comité de colaboradores extranjeros de Les Lettres Nouvelles y de otras revistas europeas y latinoamericanas.
Regresó a Buenos Aires en 1964, publicando sus poemarios más importantes: Los trabajos y las noches (1965), Extracción de la piedra de la locura (1968) y El infierno musical (1971). Aquí es donde encuentra su tono más personal, tributario al mismo tiempo  del automatismo surrealista y de la voluntad de exactitud racional.
En 1969 recibió la beca Guggenheim, lo que le permitió viajar a Nueva York, y en 1971 otra beca, Fulbright; esta última no la llegó a completar. Escribió en prosa La condesa sangrienta (1971).
El 25 de septiembre de 1972, a los 36 años, se quitó la vida ingiriendo 50 pastillas de un barbitúrico (Seconal sódico) en el transcurso de un fin de semana en el que había salido con permiso del centro psiquiátrico bonaerense y que pasó en su casa. En el hospital psiquiátrico se hallaba internada a consecuencia de su cuadro depresivo y tras dos intentos de suicidio anteriores.
Dejó como legado una vasta obra, a pesar de su corta vida: un diario de casi mil páginas, un extenso corpus de poemas, muchos escritos y relatos cortos neosurrealistas, y alguna novela breve.


viernes, 23 de septiembre de 2016

24 DE SEPTIEMBRE DE 1928: ES CONSIDERADO EL DÍA DEL NACIMIENTO DEL TRANSPORTE COLECTIVO.

Uno de los primeros "colectivos" de la ciudad de Buenos Aires (1930).

Si bien la “prehistoria del colectivo” comienza antes de la fecha indicada, se toma a ésta porque fue el día que comenzó a funcionar la primera línea de la ciudad de Buenos Aires. Aquel protocolectivo, considerado el primero, nació como consecuencia de la merma -hacia fines de la década del 20- de los pasajes de taxis debido a la gran competencia de los ómnibus y tranvías (llamado tramway por los porteños de la época. En efecto, el 20 de agosto de 1922 se había creado la primera línea de ómnibus, pero de larga distancia que prestó un servicio continuo en la ciudad. A partir de entonces se habían creado varias compañías y el 13 de diciembre de 1923 fue aprobada la ordenanza general sobre servicios de ómnibus. En enero de 1924 ya existían 16 empresas de ómnibus y otras 16 con solicitud de permiso.
Los taxistas debieron aguzar el ingenio para atraer clientes realizando servicios especiales, como llevar gente al hipódromo, aprovechar alguna presentación de artistas populares en barrios o zonas cercanas, o llevar gente a las canchas de fútbol los domingos, cobrando una tarifa fija a cada pasajero.
Ómnibus de 28 asientos (Línea 5, Luso Argentina) y colectivo Chevrolet '39 carrocería el Trébol de 11 asientos (línea 36). Su menor tamaño hacía al colectivo más ágil.
En 1928, en el Café La Montaña, de Carrasco y Rivadavia (algunos en realidad dicen que fue en la esquina de Rivadavia y Lacarra), se reunían descansando algunos taxistas. Entre los más entusiastas, como Desiderio Rodríguez, Manuel Pazos y Lorenzo Forte, surgió la idea de poner en práctica el "auto-colectivo". Así, la primera línea de la ciudad circuló el 24 de septiembre de 1928. Partía desde Primera Junta, paraba en Plaza Flores y finalizaba en Lacarra y Rivadavia. Al poco tiempo los servicios se unieron en una empresa denominada Primera.
Los auto-colectivos de esa primera línea llegaron a ser 40. Llevaban hasta 5 pasajeros y no cobraban boleto al subir: recién cuando llegaban a destino los pasajeros pagaban el viaje (10 centavos hasta Plaza Flores, 20 por todo el recorrido). Al principio, temerosos de sufrir multas o secuestros de vehículos, escribían con tiza en la carrocería las terminales del recorrido. Luego un tablero de madera sobre el parabrisas anunciaba el recorrido y el mismo taxista era el que elegía el número de línea. Así, a la primera línea, le siguió la "8": desde Nazca y Rivadavia hasta Plaza de Mayo. Pero eligieron un mal día para la inauguración, pero un buen día para la consagración de lo nacional y popular, en línea directa con la democracia de los caudillos federales del país profundo: 12 de octubre de 1928, fecha en la que asumió como presidente de la Nación –como producto del voto universal y secreto- Hipólito Yrigoyen, hecho que les impidió terminar el viaje, dado el entusiasmo popular, pues la policía cortó el tránsito para poder realizar la ceremonia de asunción del mando.
Las mujeres eran reacias a subirse a los colectivos, entonces los dueños contrataron a algunas que viajaban para animar a las demás a hacerlo. Hubo también líneas exclusivas para damas, siendo la que hacía el servicio a Plaza Flores una de las primeras en tener esta modalidad. Comenzaron además a colgar un reloj de bolsillo en el tablero para poder verlo y cumplir con el horario de llegada a los destinos. Había taxistas que no gustaban de la innovación, ya que se trabajaba más, y el auto podía romperse más fácil por el exceso de peso.
Al poco tiempo se vieron en la necesidad de carrozar los coches para incluir más pasajeros. Fue de José Fonte y José Chiofalo el primer colectivo en tener este tipo de carrocería, y la misma fue realizada por Calzón y Rodríguez Hnos. De esta manera podían entrar 11 pasajeros: tres atrás, tres en el medio, uno adelante, dos en sendos trasportines de cada lado, y dos más al junto al "chofer". Si el que estaba en el fondo tenía que bajar los demás debían descender para dejarlo pasar.
Luego se crearía la odiada Corporación de Transportes, símbolo del poder colonial británico.




jueves, 22 de septiembre de 2016

23 DE SEPTIEMBRE DE 2015: DIPUTADOS CONVIERTE EN LEY LA PROHIBICIÓN DE LA VENTA DE LAS ACCIONES EN EMPRESAS PÚBLICAS DE PROPIEDAD ESTATAL.

ANSES: El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) 
superó los 500 mil millones de pesos (hasta agosto de 2015).

La Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto que impide vender las acciones que posee el Estado en empresas privadas sin el respaldo de los dos tercios de ambos cuerpos del Congreso. El Frente Para la Victoria (FpV) y sus aliados reunieron 127 votos a favor de la iniciativa, contra 84 de la oposición y cinco abstenciones. Esto logra una fuerte protección a las acciones que tiene el Estado Nacional en empresas privadas.
Con el apoyo de los aliados del Frente Cívico de Santiago del Estero, Partido Solidario (Si) y el Movimiento Popular Neuquino, el FpV logró la sanción de la ley que garantiza que las acciones de empresas privadas que forman parte del Fondo de Garantía de Sustentabilidad sólo puedan venderse luego de recibir el voto favorable de la mayoría calificada del Congreso.
El FpV y sus aliados lograron los votos favorables que prohíben la venta de acciones estatales sin la autorización de los dos tercios del Congreso. La oposición calificó al nuevo organismo como una agencia de “colocaciones”.
Esta protección la lograron al convertir en ley el proyecto que crea la Agencia Nacional de Participaciones Estatales en Empresas (Anpee). La iniciativa establece, entre otras cuestiones, que para vender esos bienes se necesitará la autorización del Congreso, con los votos de dos tercios de los miembros de cada Cámara. “Hasta ahora estos activos se concebían como activos financieros que dejaban una renta o un dividendo. En esta nueva concepción deja de ser un activo financiero para convertirse en un activo específico del Estado”, aseguraba el diputado Roberto Feletti, titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Desde la oposición, en cambio, centraron sus críticas en la mayoría calificada exigida por la nueva ley y calificaron al nuevo organismo como una “agencia de colocaciones” del oficialismo, a poco de terminar el mandato presidencial.
A poco más de un mes del anuncio por parte de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el FpV consiguió convertir en ley el proyecto para resguardar los activos estatales obtenidos tras la estatización de las AFJP, en 2008. El ministro de Economía, Axel Kicillof y el titular de la Anses, Diego Bossio, asistieron tanto al Senado como a Diputados para explicar sus fundamentos. Según el texto de la ley, el nuevo organismo reemplazará a lo que hasta ese día funcionaba como la Dirección Nacional de Empresas con Participación del Estado (Dnepe), dependiente de la cartera económica. Tendrá un directorio de cinco miembros, presidido por el jefe de la Anses. Los restantes cuatro integrantes serán el ministro de Economía, un funcionario a designar por el Poder Ejecutivo y dos representantes de la comisión bicameral creada ad hoc. Esta comisión ejercerá el control y seguimiento del organismo y estará compuesta por ocho diputados y ocho senadores.
“Esto es mucho más que una iniciativa con una mera impronta defensiva, porque la agencia además constituye un espacio idóneo para asegurar racionalidad y coherencia a la actividad desplegada por los representantes del Estado en las empresas en las que éste tiene participación”, aseguró el diputado kirchnerista Martín Gill. La agencia contará con un Consejo Consultivo, compuesto por un representante del ministerio de Economía, otro del de Industria, uno de la Anses y por último un representante de la CGT. Entre sus atribuciones está la de convocar anualmente a los integrantes del directorio de la Anpee para recibir un informe pormenorizado del estado accionario. 
Según informaron Kicillof y Bossio en el Congreso, actualmente el Estado posee participación en 44 empresas privadas y colocó directores en 27 de ellas. Se trata de un capital de 63 mil millones de pesos, que obtuvo un crecimiento del 736% desde su pase al Estado.
Opositores como Martín Lousteau (Suma +) y Federico Sturzenegger (PRO) coincidieron en considerar inconveniente que se necesite la aprobación por parte del Congreso para desprenderse de esas acciones, especialmente con una mayoría agravada como los dos tercios.




miércoles, 21 de septiembre de 2016

22 DE SEPTIEMBRE DE 1955: ES MASACRADO EL GREMIALISTA PERONISTA MANUEL CHAVES.

Foto presentada en el homenaje al sindicalista 
y militante peronista Manuel Chaves.

Nació en General Guido, provincia de Buenos Aires, el 18 de julio de 1913 en una familia de clase media pero de escasos recursos. Sus padres fueron Jorge Chaves y Josefa Mateo. De su vida infantil y adolescente, algunos de sus amigos cuentan que no era un joven al que le atrajeran las diversiones, sino que más bien era retraído y con predisposición al trabajo, ayudando a sus padres en las tareas diarias.
Deambuló por varios empleos, entre ellos el ser policía, en la comisaría de su pueblo –era usual que llevara detenidos a Sierra Chica, y así conoció a la que sería su esposa- pero el trabajo que resultó con más estabilidad fue el de bibliotecario de una escuela pública, lo que lo llevó a afiliarse a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Habiéndose casado y siendo residente de Azul, desarrolló una intensa actividad gremial y militancia política en el peronismo. El 7 de diciembre de 1953 asumió la conducción, como Secretario General, de la CGT Regional Azul y fue designado miembro del Subcomando táctico del Partido Peronista.
En 1954, pasó a integrar el Concejo Deliberante de Azul, en su condición de edil representante del Partido Justicialista. Desde ese lugar promovió la vivienda popular y la construcción de un importante estadio de fútbol, destacándose por la preocupación y seriedad con que desempeñó su función y las buenas relaciones que mantuvo con concejales de los bloques opositores.
Se había constituido ya en uno de los hombres fuertes del peronismo de Azul, aunque su convencimiento ideológico no derivaba en sectarismos ni fanatismos. Vivía modestamente con su mujer y sus cuatro hijos. En esos duros años del ’54 y el ’55, tenía algunas armas en su casa y estaba dispuesto a jugarse si es que se pretendía desplazar a Perón del gobierno. Los opositores más violentos, ligados a los grupos conspiradores de la Marina de Guerra, encontraron en Manuel Chaves un obstáculo difícil a su política francamente desestabilizadora y golpista, entendiendo que el concejal peronista defendería al gobierno legítimo de Azul, así como a la autonomía de la CGT.
Este convencimiento llevó, ni bien se iniciaron los hechos de la autodenominada “Revolución Libertadora”, al envío de un piquete que se trasladó a la casa del edil Chaves. Esto fue el 22 de septiembre de 1955 y el “grupo de tareas” de la Marina de Guerra –la más virulenta de las fuerzas antiperonistas y la que siempre mostró mayor animadversión mostró hacia el gobierno democráticamente elegido- lo fusiló y masacró, con increíble saña hacia el compañero, con varios balazos en la cabeza y en el cuerpo. Por eso, un folleto de homenaje  lanzado años después, lo considera “el primer asesinato de la revolución libertadora”, pero también uno de los actos más sanguinarios y aberrantes de la “Revolución Fusiladora”.
No obstante el terror instalado por los golpistas, “el velatorio fue un mundo de gente”, según recuerdan en Azul. El comando militar dio una declaración sosteniendo que Chaves estaba armado y tiroteó al grupo que cercó su casa para detenerlo y que por esa razón, debió contestarse su ataque, ocasionándole la muerte. Los familiares sostuvieron, en cambio, que él salió a ver lo que ocurría temiendo por la vida de su esposa que había respondido a los llamados del grupo militar. Para algunos amigos, el asesinato resultó inconcebible pues se trataba de un hombre decente, honesto, serio, un hombre bueno a quien se lo mató como a un criminal… y no creen que Chaves haya atacado, ni estuviese armando una fuerza para contrarrestar el golpe oligárquico.
Tiempo después, el General Perón, al referirse a las víctimas de la represión de junio de 1956, hizo mención también a Manuel Chaves, como un gremialista de gran trayectoria, “otro de los mártires asesinados por defender nuestra causa, que no han muerto en vano, pues hay un pueblo en cuya memoria están indeleblemente inscriptos sus nombres”.
Cuando el justicialismo vuelve al poder, el concejo deliberante de Azul edita un folleto recordando al compañero caído en la lucha.


martes, 20 de septiembre de 2016

21 DE SEPTIEMBRE DE 1899: NACIMIENTO DEL POETA JOSÉ PEDRONI.

Tarjeta impresa por José Pedroni con su foto de 20 años, 
la poesía (inédita) "Ocaso y Aurora" y rubricada con su firma juvenil.

Su nombre completo era José Bartolomé Pedroni Fantino. Nació en Gálvez, provincia de Santa Fe y falleció en Mar del Plata el 4 de febrero de 1968; ante todo fue un poeta y escritor.
Hijo de Gaspar Pedroni y de Felisa Fantino ¡qué apellido particular! Con perdón de la señora Felisa que debe haber sido muy inteligente; ambos eran piamonteses. Sin embargo, su lugar de residencia durante la mayor parte de su vida fue en la ciudad de Esperanza, en la misma provincia de Santa Fe, su ciudad adoptiva y en la cual escribe la mayor parte de su obra poética.
El escritor creció disfrutando de la paz del campo y rodeado de los nobles instrumentos de trabajo. Pero la infancia de Pedroni fue también sufrida, ya que a la par de la escuela tuvo que trabajar con su padre como ayudante de albañil. Muchas de las imágenes que Pedroni fue registrando durante su niñez, serían el barro que “el alfarero de la poética” utilizaría para construir sus versos.
En 1912 se radicó en Rosario. Estudió en la Escuela Superior de Comercio y aprendió inglés y francés. Por entonces comienza a publicar sus primeros trabajos en un diario de Gálvez. Los años mozos de Pedroni transcurren en una Rosario convulsionada por movimientos obreros socialistas y anarquistas. En 1912 se produce el Grito de Alcorta, la primera huelga agraria del país. Años después cae asesinado el abogado Francisco Netri. Ese clima de virulencia social también influyó en la formación del poeta.
En 1916, José Pedroni obtiene el título de Bachiller y comienza a trabajar como tenedor de libros, dos años más tarde y por razones laborales, se traslada a San Carlos Norte y luego a Sa Pereira. Allí comienza a conocer la historia de los primeros colonos, historia que reproducirá en sus versos.
Trabajando como contador en la Casa de Ramos Generales de Alejo Chautemps, José Pedroni conoce a la que sería su esposa y compañera fiel: Elena Chautemps, con quien contrajo enlace el 27 de marzo de 1920. Un año después, el 17 de marzo de 1921, nace su primer hijo, Omar Tulio. Ese mismo año, luego de recibir la baja como conscripto militar, Pedroni se traslada a Esperanza, donde se emplea en la Fábrica Nicolás Schneider, en la cual trabajó como contador durante 35 años.
Luego, tuvieron tres hijos más. Su última hija y única hija mujer, Ana María Pedroni, también es escritora y residió en Guatemala hasta su muerte, hecho ocurrido el 28 de marzo de 2010.
La muerte de don José ocurrió por una descompensación cardíaca, lo sorprende en la ciudad de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina, en 1968.
Esperanza, la ciudad por él elegida, es una colonia de inmigrantes, fundada en el año 1856, el 8 de septiembre. Sobre esa gesta colonizadora y sus protagonistas, el poeta se expresa en su libro "Monsieur Jaquín", editado en 1956 al celebrarse el Centenario de la fundación de la ciudad de Esperanza.
Sus primeros poemas los publica en 1920 y entre su fecunda obra poética corresponde destacar: "La gota de agua" (1923), "Gracia plena" (1925), "Poemas y palabras" (1935), "Diez Mujeres" (1937), "El pan nuestro" (1941), "Nueve cantos" (1944), "Monsieur Jaquín" (1956), "Cantos del hombre" y "Canto a Cuba" (1960),"La hoja voladora" (1961) y "El nivel y su lágrima" (1963).
Siempre ha sido considerado como la figura literaria máxima de la ciudad santafesina de Esperanza, cuya comunidad lo ha homenajeado y recordado en múltiples ocasiones. En 1999, en oportunidad de cumplirse el centenario de su nacimiento, el 21 de septiembre, una Comisión de Homenaje realiza diferentes actividades para recordar al poeta. Cabe destacar una publicación especial del periódico "El Colono del Oeste" de Esperanza, elaborada por la profesora Nelly Morandi de Müller que relata su vida a través de su propia obra poética, enriqueciendo el relato con múltiples imágenes fotográficas que reflejan diferentes etapas de la vida de José Pedroni, provenientes de su colección privada y que fueron aportadas por la familia del poeta.
Uno de los reconocimientos fue el Gran Premio de Honor de la SADE (1967).

El kirchnerismo le quiso entregar a los más humildes 
-aunque no excluidos, pues no había- la "Qunita" de tu hijo.

19 DE SEPTIEMBRE DE 1968: FALLECIMIENTO DEL TEÓRICO MÁS GRANDE QUE TUVO EL PERONISMO, JOHN WILLIAM COOKE.

Periódico del día siguiente a la muerte de Cooke 
(podría ser la versión del Pravda traducido).

En este día moría en La Habana, República Socialista de Cuba, el peronista combativo John William Cooke. Éste había sido diputado nacional entre 1946 y 1952; interventor en el partido peronista a partir del 16 de junio de 1955; declarado heredero del Movimiento revolucionario que él conducía, por Juan D. Perón en noviembre de 1956; firmante del pacto electoral con Frondizi, Frigerio y Perón en 1958, año en el que inicia una paulatina caída dentro de las verticalistas y burocráticas estructuras sindicales del peronismo, pero también inicia una ascendente carrera como teórico del Movimiento nacional y popular, comparable con Lenin, Gramsci, Mao, Fidel, Guevara, etc. A fines de 1959, Perón -enterado de las vinculaciones de Cooke con grupos peronistas combativos, revolucionarios, de "izquierda" si no se es prejuicioso- escribía: "Se debe controlar la cosa. No sea que el Bebe Cooke empuje a los muchachos hacia el lado de los bolches". Con la disculpa que merece esta opinión, Perón tampoco lo comprendió desde los aportes que otros pensadores nacionales podían hacer al mayor movimiento de masas de América Latina; fue una verdadera lástima el desentendimiento, por el salto doctrinario cualitativo que se podía haber dado en aquel primer instante de la Resistencia.
Cooke estaba detenido cuando, en junio de 1956, se produce el intento de “recuperación” de la Patria encabezado por los generales Valle y Tanco y el coronel Cogorno. Un comando civil lo sacó de la celda al "Gordo", junto a otros dirigentes peronistas. Algunos gorilas civiles, a los que llamaban comandos “libertadores”, planeaban ejecutarlo. Algunos jefes militares se opusieron, y Cooke volvió a la cárcel. Era, entonces, el interlocutor de Perón, aun desde las distintas celdas que ocupó. Uno de esos presidios fue el de Río Gallegos, lugar del que se escapó el 27 de marzo de 1957 junto con José Espejo, Jorge Antonio, Kelly y Héctor Cámpora. Fueron todos a Chile, que los consideró asilados políticos, salvo a Kelly, que quedó detenido pero logró fugarse.
En noviembre de 1957, el “Gordo”, se fue a Caracas para hablar con Perón, quién, en la misma capital venezolana, había escrito el 2 de noviembre de 1956: "En caso de mi fallecimiento, delego en el doctor John William Cooke el mando del Movimiento". En enero de 1958 llegó a Venezuela Rogelio Frigerio, con quien Perón y Cooke estudian el acuerdo electoral que daría el gobierno argentino a Arturo Frondizi. En julio de 1964, ante una comisión parlamentaria, Cooke no sólo explicó los detalles de ese acuerdo electoral sino que mostró una copia del pacto firmado por Frondizi, Frigerio, Perón y él.
Cooke siguió al lado de Perón, lo acompañó a la República Dominicana y, en una de esas intermitentes amnistías, regresó a la Argentina cuando promediaba 1958. En noviembre fue detenido cuando se implantó el estado de sitio y, progresivamente, siguiendo el ritmo pendular del conductor, fue cayendo en desgracia. Ya no era el heredero de Perón, ni su delegado. Marginado, eligió como lugar de residencia a La Habana, compartiendo la experiencia más bella de los jóvenes latinoamericanos del siglo XX, transformación societaria radical a favor de los intereses nacionales y populares que, en definitiva, no era otra la conclusión política -a modo de síntesis- a que había llegado Cooke en su poca, pero relevante bibliografía.
Unió su vida con otra revolucionaria, Alicia Eguren. Como abogado, sus últimas tareas en la Argentina fueron defensas de peronistas revolucionarios, de los que fue un importante mentor ideológico, sobre todo en sus "Apuntes para la militancia". Tras su muerte –gracias a la compañera Alicia- se conoció la correspondencia Perón-Cooke. La primera carta, fechada el 12 de junio de 1956, enviada por Perón desde Caracas en contestación de otra, dirigida por Cooke desde Buenos Aires el 20 de mayo del mismo año. La última misiva del General, Cooke la recibió en París en enero de 1966 y Juan Perón se la envió desde Madrid.
Le agradecía a Cooke todas las referencias recibidas sobre la Conferencia Tricontinental de La Habana y la invitación de Cooke a residir en el país de la realización de las utopías; Perón se quedó en Madrid, donde aún era fuerte el predominio del vetusto dictador Franco, con su fascismo con olor a incienso.


lunes, 19 de septiembre de 2016

20 DE SEPTIEMBRE DE 1887: NACE EL POLÍTICO RADICAL PEDRO BIDEGAIN.

Pedro Bidegain, diputado nacional por la 
auténtica Unión Cívica Radical Yrigoyenista.

En este día nace el hijo de Juan Bidegain y María Marcó, inmigrantes vascos que se instalaron en la provincia de Entre Ríos donde se conocieron y contrajeron matrimonio. Nueve de sus diez hijos nacieron en esa provincia. El restante, Pedro, nació en la porteña Parroquia de San Carlos Sur, aproximadamente el actual barrio de Boedo.
Al morir su padre deja trunco el colegio primario para trabajar por las necesidades de su familia.
Vivía en Belgrano y Yapeyú (1900). Ingresa a trabajar como limpiador de máquinas (1903) en los talleres del Ferrocarril Oeste, estación Caballito. Llega a ser foguista y luego maquinista. En 1904 comienza su pasión por la política, militando en el Comité Seccional de la Unión Cívica Radical (UCR), circunscripción 6ª.
En 1906 es vocal de la Comisión Directiva partidaria, vivía en Agrelo 4041. En 1910 se renuevan las autoridades de la UCR. La lista triunfante presidida por Francisco Beiró, lleva a Bidegain a la vocalía y a ser reelecto en 1911 para un nuevo período.
Forma su hogar con María Hortensia Ragussi y Della Paolera, y decide dejar el ferrocarril. Comienza a trabajar con su hermano Juan que tenía una actividad de importancia en el gremio de la carne. Juan Bidegain era un importante dirigente radical de la 1ª circunscripción que comprendía la zona de Mataderos. Con Juan trabajó hasta el fallecimiento de éste en 1922.
Cuando se casó en 1912, fijó su domicilio en Muñiz 1026. De ese matrimonio nacen cuatro hijos. Alcanzó la presidencia del Comité Seccional de la UCR  en el período 1920/22.
En los comicios nacionales del 2 de abril de 1916 fue designado presidente de la “Comisión Local de Propaganda Electoral” que apoyó la fórmula Yrigoyen-Luna. Durante el gobierno de don Hipólito es el referente más importante del yrigoyenismo en el barrio de Boedo.
En 1921 es electo concejal. Se destacaron sus iniciativas para la adquisición, por parte de la Comuna, de los terrenos de las quintas de Lezica y de Devoto. Siendo diputado nacional (1926) presenta proyecto para transformar esas tierras en un Parque (actual Rivadavia). En  1922 había sido vocal en el Directorio de Obras Sanitarias de la Nación.
Ya presidente Alvear, se genera internamente en el radicalismo un fuerte movimiento antiyrigoyenista. Entre los seguidores de Yrigoyen se encontraba Bidegain. En 1924 tiene lugar la división del partido: la UCR Antipersonalista, y la popular o “personalista” que es en la que se encuentra Bidegain, mientras que la mayoría de la 6ª adhiere al antipersonalismo.
Dijimos que actuó como diputado entre 1926/30 y presentó 88 proyectos: referidos a temas sociales, obras públicas, ferroviarios, atención y mejoramiento de las condiciones de trabajo para los obreros del riel.
Vivía en una casa de Pedro Goyena 139, donde también pudo adquirir los terrenos aledaños (Mataderos) como único patrimonio.
Yrigoyen es electo presidente por segunda vez en 1928. En 1929 es maltratado por el senador electo por la provincia de San Juan, Federico Cantoni, quien ponía en duda su pureza radical. Para defenderse eleva una carta al senador nacional Diego Luis Molinari en la que agrega su libreta de enrolamiento: “En ella consta, que desde que la obtuve en 1907 hasta su caducidad, con motivo del enrolamiento general de 19111, jamás voté en ninguna elección. Esa libreta cívica, con sus páginas sin constancia alguna donde debió hacerse la anotación ‘votó’ es la credencial de todo radical auténtico. Nuestro partido estaba en la abstención y los radicales no concurríamos a los comicios del ‘régimen’, ni a depositar siquiera nuestro voto en blanco”. La reproducción fotográfica de la carta es incluida en el diario de sesiones del Senado.
El diario Crítica adopta una posición negativa con Bidegain valiéndose de declaraciones del concejal antipersonalista Inchausti, en que ponía en tela de juicio el origen radical de don Pedro. Esto mueve a Bidegain a escribir el libro Mi Radicalismo en que publicó toda su vida de auténtico radical yrigoyenista.
Derrocado Yrigoyen y luego de su fallecimiento, don Pedro vivía en Pedro Goyena 1051, lugar que alquilaba y en el que murió el 21 de noviembre de 1933.


domingo, 18 de septiembre de 2016

19 DE SEPTIEMBRE DE 1906: NACE EL HISTORIADOR RODOLFO PUIGGRÓS.

Rodolfo Puiggrós tuvo un inquebrantable compromiso ético y militante 
por el cambio social y revolucionario.

Nació en Buenos Aires y transcurrió su infancia en Rosario. Comenzó su militancia en el Partido Comunista (PC) en la década del ’30, ubicado ideológicamente en la ortodoxia stalinista.
En diciembre de 1945, da una conferencia y se expresa en discrepancia con la interpretación del PC con respecto al peronismo y a la Unión Democrática, “con el acercamiento del PC a los países imperialistas, que en la Argentina de entonces tenían su máxima expresión en la presencia del embajador Spruille Braden”. Es expulsado del PC: “Entonces se formó el Movimiento de Hombres de Buena Voluntad que realizó un acto en el salón Príncipe Jorge. Hablaron varios oradores, John Cooke, Ernesto Palacio, Juan Unamuno, hablé yo [Puiggrós] y también habló Perón”.
Puiggrós constituye un grupo que edita el periódico “Clase Obrera”. Reclama en el congreso del PC y concluye organizando el Movimiento Obrero Comunista (MOC), para apoyar al peronismo manteniendo independencia ideológica.
En el libro “Introducción al estudio del problema agrario argentino” (1953) sostuvo: “El marxismo arrastro durante más de medio siglo, una existencia miserable en nuestro país. Los presuntos marxistas yacieron en el marxismo, es decir hicieron del marxismo un cadáver, en torno del cual picotearon como los cuervos”. De las montañas de papel que acumularon en ese largo período no quedará ni el recuerdo. La historia es implacable con quienes no saben interpretarla, ni dominarla”.
Dice que el planteo historiográfico del PC es liberal, siguiendo la línea Mayo-Caseros; erróneo.
Desde Clase Obrera nunca critica a la URSS y reivindica la experiencia soviética, el curso chino hacia el socialismo, pero Puiggrós sostiene una fuerza Perón y el peronismo en tanto revolución nacional antiimperialista. Después del golpe del ’55 se suma a “la resistencia peronista”. Colabora con el padre Hernán Benítez en su periódico “Rebeldía”.
Se presentó como un crítico implacable de Rosas (en su libro “Rosas, el pequeño”).
Tiene algunos trabajos de su época comunista: “La época de Mariano Moreno”, “Los Enciclopedistas” y “Los utopistas”. Un trabajo muy importante fue “Libre empresa y nacionalización de la industria de la carne”, es un intelectual comprometido con los problemas nacionales. Produce libros de alto nivel académico como: “El feudalismo medieval”, “El proletariado en la revolución nacional”, “Los orígenes de la filosofía”, “La España que conquistó al Nuevo Mundo”, “La universidad del pueblo”, “Historia económica del Río de la Plata”, “De la colonia a la revolución”, “Pueblo y oligarquía”. “El Yrigoyenismo”, “La democracia fraudulenta”, “Argentina entre golpes”, “El peronismo: sus causas”, “Las izquierdas y el problema nacional”, “Los orígenes de la filosofía”, “Juan XXIII” e “Integración de América Latina”.
Sostuvo la tesis del carácter feudal de la colonización de América Latina, mantuvo por ello una polémica con André Gunder Frank. Crítico despiadado de la obra de Arnold Toynbee, que en el terreno de la filosofía contradijeron por Karl Jaspers, manteniéndose cercano de la tradición materialista ilustrada.
La Revolución Cubana de 1959 lo encuentra entre sus más fervorosos defensores. Fue leal al castrismo y al guevarismo durante toda su vida.
En los años ’70 fue “maestro” de juventudes y guía intelectual de los jóvenes montoneros. Rector de la UBA en la primavera camporista. Creó el Instituto del Tercer Mundo, expulsó a profesores ligados a los monopolios extranjeros, se abrieron nuevas cátedras y se radicalizaron todas las Facultades. Fue atacado ferozmente por la derecha lopezrreguista que lo obligó a exiliarse en 1974 logrando abortar, a punta de pistola, ese importantísimo proceso de cambio en la UBA y otras universidades nacionales que empezaban a acompañar la lucha popular. Cuba era el modelo del nacionalismo revolucionario peronista unido al marxismo filosófico. Su mejor libro fue “Historia crítica de los partidos políticos”.
Políticamente apoyó en 1975 la creación del Partido Peronista Auténtico y en 1977 dirigió la conducción de la rama de profesionales del nuevo Movimiento Peronista Montoneros. Desgarrado interiormente por el asesinato de su hijo Sergio en una emboscada militar se instaló definitivamente en México. En noviembre de 1980, viaja  Cuba para participar en un congreso sobre Derechos Humanos. Pero el día 12, encontrándose en La Habana, sufre un infarto de miocardio que le provoca la muerte.