sábado, 10 de diciembre de 2016

11 DE DICIEMBRE DE 1787: NACE MARÍA MAGDALENA DÁMASA “MACACHA” GÜEMES.

La intervención de la mujer en la época de la Declaración de la Independencia argentina tomó dimensión en figuras como "Macacha" Güemes.

Nace en el seno de una familia prestigiosa de Salta.
Desde pequeña mostró predilección por su hermano Martín, con quién compartiría desde juegos al manejo político de la ciudad. Fue educada en cuestiones culturales desde muy pequeña, asunto poco usual para una mujer en la época.
En 1803 contrajo matrimonio con Román Tejada Sánchez, integrante de las tropas salteñas, descendiente de los fundadores hispánicos de la ciudad, concurrente a la iglesia matriz de Salta.
Marín fue convocado a Buenos Aires para repeler las invasiones inglesas. En noviembre de 1807 falleció el padre de ambos y cuando Macacha tenía 22 años nació su hija Eulogia.
Luego de Mayo de 1810, la sociedad salteña se dividió en patriotas y realistas. El gobernador mantuvo una actitud ambivalente (parecía Urtubey). En la casa de Güemes no hubo dudas y se apoyó la revolución. Martín Miguel se alistó en las filas del Ejército Auxiliar del Norte y propuso el Plan de Defensa contra la ofensiva absolutista desde el Alto Perú. Con los voluntarios que reunió formó una Partida gaucha. Macacha convirtió su casa en Taller de costura para vestir a los gauchos guerrilleros, junto con sus primas, Cesárea y Fortunata de la Corte. Güemes y sus gauchos fueron una verdadera pesadilla para los españoles.
Macacha hizo aportes en dinero, fue enfermera en los capos de batalla y asumió tareas de espionaje, sobre todo después de la derrota de Huaqui en que las tropas realistas invadieron Salta, acción que repitió en ocho oportunidades ente 1814 y 1821.
El capitán Tejada había sido hecho prisionero de los realistas en Potosí, logró huir y de allí en más combatirá en el ejército de Vanguardia. Macacha visitaba los campamentos, hacía ropa y recorría las tropas a caballo, arengándolas.
Enérgica y generosa, cuando su hermano alcanza la gobernación (tan distinto al traidor de Urtubey). Macacha actúa como una verdadera ministra sin cartera. Su hermano deposita toda la confianza en ella.
Macacha ayudó a resolver los asuntos sentimentales de su hermano: Marín estaba comprometido con la hija del coronel Pedro Saravia pero, en simultáneo, mantenía una relación con una viuda de alta sociedad. Se acercaba la fecha de la boda, y el coronel le exigió “desterrar” a la viuda; Güemes se negó y el compromiso se deshizo. Macacha intervino en la situación y arregló un encuentro entre su hermano y su prima Carmen Puch, “la más bella salteña”. El nuevo enlace quedó establecido para junio.
Aparece como mediadora en uno de los conflictos más graves de Güemes con el general Rondeau, quien lo acusaba de estimular el “relajamiento y la indisciplina”. Al tratar de prescindir de Güemes y llevarse fusiles del parque, lo único que logró el porteño fue el desastre de Sipe Sipe. Gracias a la habilidad y al talento político de Macacha se firmó la Paz de los Cerillos, Rondeau volvió a Jujuy y Güemes, con el apoyo de Macacha, quedó al frente de la provincia.
Con la Independencia, el caudillo recibió todo el respaldo de Pueyrredón y San Martín. Ella continuó como Consejera de su hermano.
Hubo conspiraciones en Salta (Facundo de Zuviría), la cual fue vencida y Macacha logró intermediar para que los conspiradores fueran hechos prisiones, logrando la benevolencia de su hermano.
La guerra contra la Confederación Peruano-Boliviana (1840) dejó exhaustas a las provincias del Norte, y la propaganda de los miembros de la Generación del 37, como los tucumanos Alberdi y Marco Avellaneda, las alentaron a desconocer la autoridad de Rosas. Así se formó la Liga del Norte (a quien Macri había prometido “el Plan Belgrano”): Macacha fue invitada de honor al baile que celebraron los miembros de la Liga en la casa de la familia Ugarriza y Moldes. Estaba allí el general Lavalle, quien invitó a la legendaria Macacha a danzar la pieza con que se inauguraría la fiesta.
Luego, se retiró a la vida familiar con su nieto Virgilio Tedín, quien se convertirá en destacado jurisconsulto y magistrado. Anciana (79 años) la mujer que había intervenido en los momentos más importantes de la historia de la provincia, falleció en Salta, el 7 de junio de 1866.


viernes, 9 de diciembre de 2016

10 DE DICIEMBRE DE 2011: CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER ASUME EL SEGUNDO MANDATO PRESIDENCIAL EN MEDIO DEL DELIRIO POPULAR.

CFK: "Como nunca lo hicimos y que vamos a seguir trabajando con todos 
y por todos por una Argentina más justa, más equitativa y más solidaria".

Tras prestar el juramento de rigor, y pedir que si no cumpliera con los deberes asignados, "Dios, la Patria y él me lo demanden", en alusión a su antecesor y compañero de militancia, Néstor Kirchner, la presidenta reconoció que "no es un día fácil, pese a la alegría y a la contundencia del voto popular: falta alguien, que hace 8 años y cinco meses en este mismo lugar dijo que pertenecía a una generación diezmada. "La Argentina ha dado un salto fenomenal desde que él asumiera con el 22% de los votos... Hoy tenemos un país que ha crecido más que en sus doscientos años de historia, y hemos alcanzado el mayor salario mínimo vital y móvil de la región". Luego de repasar las medidas más importantes de su gobierno, entre las que mencionó la Asignación Universal por Hijo y el canje de la deuda externa, "que llegó al 93%", y de recordar que las reservas del Estado alcanzan 46.368 millones de dólares, afirmó que "yo no soy la presidenta de las corporaciones sino de los 40 millones de argentinos". Reclamó por la sanción de las leyes de protección de la tierra y penal tributaria, exhortó a los docentes a cumplir con los 180 días de clase anuales acordados, y ratificó que al igual que su antecesor tampoco abandonará sus convicciones "en honor a todos los compañeros vivos y ausentes", y se comprometió "seguir trabajando por todos y con todos por una Argentina más justa, solidaria y equitativa".
Cristina dijo que "la Argentina ha dado un salto fundamental" desde que comenzó la gestión kirchnerista que inauguró su compañero, Néstor Kirchner, y señaló que en 2003 la deuda externa representaba "más del 140% del PBI y más del 54% de la población estaba sumida en la pobreza y el 25 en la indigencia".
En la Asamblea Legislativa, la presidenta volvió a destacar que se "han generado más de 5 millones de puestos de trabajo". Resaltó que durante los últimos ocho años de gestión kirchnerista los jubilados "tienen una cobertura previsional del 96%". Agradeció el respaldo a la Ley de Servicios Audiovisuales que realizaron "legisladores propios y ajenos, quienes no se sometieron a presiones".
Se refirió a la crisis económica y financiera de los países desarrollados, que han determinado la aplicación de medidas de ajuste fiscal y advirtió que dichos países “gobiernan con metas de crecimiento del sector financiero y nosotros con metas de trabajo y de empleo”. En la Argentina "la inversión pública ha dejado de ser un gasto para ser considerada una inversión económica y social". Dijo que el salario en los países desarrollados es “una línea horizontal que no se mueve, a pesar de que el crecimiento de las empresas es prácticamente vertical”.
Confirmó la creación de una Secretaría de Comercio Exterior, cuyo titular sería Guillermo Moreno, aunque “bajo la órbita del Ministerio de Economía y la conducción de la presidenta” lo fundamentó diciendo que “que el comercio de un país no es un comercio a dos bandas, sino a una sola, y no puede estar dividida”. Hacia adentro y hacia afuera del país, “en conjunto”. Agregó “he decidido que todas las áreas se articulen, Agricultura, Economía e Industria” y anunció la creación de una Subsecretaría de la Competitividad, “que no pasa ni por el club de los devaluadores ni los de los endeudadores, sino por el de quienes queremos mayor valor agregado”, vinculado con las áreas de Ciencia y Tecnología, la que supervisará que la rentabilidad y las utilidades estén “acordes a los estándares internacionales”.
Afirmó que si en su mandato sólo se hubieran aprobado las leyes de Comunicación Audiovisual, la estatización de las AFJP y la Asignación Universal por Hijo, se hubiera dado por satisfecha; concluyó que "está claro que lo importante no es el número".
Afirmó que su gobierno reconoce "el derecho de huelga, pero no de chantaje ni de extorsión”, reivindicó la vigencia de las paritarias y consideró que esa instancia de negociación entre el Estado, los sindicatos y las empresas debería contemplar la discusión "de la competitividad".
Destacó que la inversión en educación alcanzó en 2011 el 6,47 por ciento del presupuesto, les pidió a los maestros y a los gobernadores de cada provincia que “hagan el esfuerzo de cumplir con todos los días de clase” y pongan en marcha mecanismos de evaluación docente para brindarles “los saberes necesarios para enfrentar un mundo cada vez más difícil".


jueves, 8 de diciembre de 2016

9 DE DICIEMBRE DE 1937: NACE EL MILITANTE POPULAR FRANCO VENTURI.


Francisco Salvador Host Venturi nació en Roma, Italia, y llegó a la Argentina en 1950. En su juventud se desempeña como empleado bancario, mientras estudia en la Facultad de Derecho de la UBA. Su experiencia se nutre de visitas a museos y galerías de arte que se impondrá sobre su carrera docente. Tiene 21 años, se decide por la pintura y concurre a talleres en la Mutual de Estudiantes y Egresados de Bellas Artes y a la Sociedad Estimulo de Bellas Artes.
En los 60, Franco avanza en las artes plásticas pero también se consolida su compromiso y pasión militante, lo que lo conduce a integrar al nucleamiento Espartaco, lanzado por un grupo de pintores revolucionarios entre los cuales se destaca Ricardo Carpani como principal impulsor. Franco participa en él de 1965 a 1976, en esos años, participa en varias muestras colectivas organizadas por la Sociedad Argentina de Artistas Plásticos: en el Salón Homenaje a Vietnam, Homenaje a Latinoamérica, dedicada a Ernesto Che Guevara en 1967. “Villa Quinteros también es América” y la muestra de afiches denominada “Malvenido Mister Rockefeller, 1969”, así como una muestra sobre el Cordobazo.
Franco fue consecuente hasta el final en su vocación artística y en su compromiso militante. En 1968 se integró al grupo de la Juventud Peronista de San Fernando, militando junto a Manuel Belloni y Diego Frondizi, luego asesinados por la represión en 1971 en Rincón de Milberg. En 1969 participa en “Hambre basta”, exposición sobre la movilización popular producida en Tucumán, muestra que es clausurada por el gobierno militar.
Durante 1970, continúa dibujando y pintando, pero a fines de año se incorpora a las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP).
Su labor artística es importante, pero sufre la marginación propia de todo artista comprometido. El 29 de julio de 1972, es detenido por las fuerzas de seguridad por su militancia en el Peronismo de Base. Interrogado y torturado  en Coordinación Federal es conducido a la cárcel de Villa Devoto, luego al buque Granaderos y más tarde al penal de Rawson, sufriendo simulacro de fusilamiento. A pesar del reclamo de la Sociedad Argentina de Artistas Plásticas y la Asociación de Escritores permanece y allí en prisión dibuja con lápiz, bolígrafos y marcadores, registrando escenas de la cárcel.
Después del triunfo popular del 11 de marzo de 1973, recupera la libertad.
Por entonces, establece pareja con Mabel Grimberg, relación de la cual nacerán luego Diego y Santiago. En esa época trabaja como caricaturista e historietista en Satiricón, Chaupinela y otras, publica dibujos en la revista “Crisis” y dibuja un retrato de John William Cooke, su principal referente político. Entre otra serie de historietas cabe recordar “Letrinas”, “Crimen y castigo” y “Fantasías de un sopre, Mujeres y Sexo, Tullidos”.
Consecuente con su militancia política, sufre allanamientos y un intento de secuestro. Mabel es detenida y Franco es intensamente buscado logrando eludir la represión, para lo cual vive clandestinamente en La Plata, Buenos Aires y Mar del Plata. Pero el 20 de febrero de 1976 es secuestrado por las Fuerzas Conjuntas en la zona del puerto de Mar del Plata y a partir de allí se carece de información sobre él. De esta manera se convierte en el primer artista desaparecido por la dictadura cívico-militar, aunque faltaran pocos días para el 24 de marzo y ella se instalara definitivamente en el gobierno.
Si su obra artística había sido marginada por esa superestructura cultural que habían denunciado sus compañeros en el Manifiesto de Espartaco, el compromiso con su pueblo condujo también al silenciamiento sobre su destino y su militancia.
Años después, al iniciarse la reivindicación de tantos artistas y luchadores, se van produciendo diversos reconocimientos y exposiciones en su memoria. En 2006, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación creó el “Espacio Arte y Derechos Humanos Franco Venturi” y en el 2007 se ha realizado la Exposición “Franco Venturi en Rosario” recordando su obra y su conducta.


8 DE DICIEMBRE DE 1829: JUAN MANUEL DE ROSAS COMIENZA SU PRIMER GOBIERNO.

Su federalismo empírico, iba surgiendo con características propias 
a medida que las exigencias de la realidad lo conformaran.


Extraído del texto de NORBERTO GALASSO: HISTORIA DE LA ARGENTINA. Tomo I. Buenos Aires, Colihue, 2011.
EL ASCENSO DE JUAN MANUEL DE ROSAS.
La política practicada por los rivadavianos –librecambismo y centralización porteña- había provocado una honda agitación en la provincia de Buenos Aires, así como también en las provincias interiores. La gobernación de Dorrego en esa ola popular encauzando los reclamos a través de una política nacional y popular, por lo cual su fusilamiento encendió de indignación a casi todo el país, contra el general Lavalle.
Facundo Quiroga lo descalifica por “el criminal atentado”. En la provincia de Buenos Aires, el gauchaje se encrespa contra los golpistas. “Lavalle asolaba la campaña […] y el terror fue un medio de que con profusión hicieron uso muchos de sus jefes subalternos”. En los primeros meses de 1829, la furia del gauchaje no decae y “en las pulperías cunde el canto de los cielitos sediciosos, que memoran a Dorrego y prometen venganza”.
En abril de 1829 Lavalle enfrenta a las fuerzas reagrupadas de Rosas y Estanislao López y es vencido en Puente de Márquez (26/4/29), por lo cual se repliega hacia Buenos Aires mientras López se repliega a Santa Fe y Rosas acampa con sus fuerzas en Cañuelas.
La Historia Oficial relata entonces una anécdota que demostraría la valentía e hidalguía de estos hombres, más allá de sus contrapuestas ideas: Lavalle se aparece una tarde en el campamento de Cañuelas, pero Rosas se halla ausente, por lo cual se acuesta en su catre de campaña y se duerme, esperándolo. Rosas llega y no lo mata, ni lo apresa, sino que después de un rato lo despierta y le ceba mate. Charlas y se ponen de acuerdo firmando el pacto de Cañuelas. En este relato se omite que Lavalle y Rosas se hallaban vinculados por pertenecer ambos a familias porteñas principales (inclusive habían sido alimentados por la misma ama de cría) y se resta importancia a una carta donde Lavalle le dice a Rosas: “Desde que el gobernador López evacuó el territorio de la provincia y desde que en la actual lucha no hay sino porteños, no he excusado medio alguno que pueda llevarnos a la conciliación”. Generalmente, también se olvida que previamente, nada menos que un señor de apellido Álzaga (Félix de), con la colaboración de Sarratea, Tagle y Pueyrredón, ha trabajado para el reencuentro entre ambos jefes: el representante de la burguesía comercial y el representante de los hacendados bonaerenses. De esa negociación surge el nombramiento de Viamonte como gobernador.
Pocos meses después, Rosas, cansado de algunas maniobras de los unitarios, repone la  Legislatura de la época de Dorrego, la cual lo designa gobernador en diciembre de 1829 por tres años. Así llega al poder por primera vez, mientras Paz se apodera de gran parte del interior. Solo él podrá enfrentarlos, solo él podrá establecer el orden en la provincia y concluir con la inestabilidad y la crisis política de los últimos años. Pero ¿quién es Juan Manuel de Rosas?
Nació el 30 de marzo de 1793, en la poderosa familia de los Ortiz de Rozas-López de Osornio, era propietario de una Estancia, sobre el Salado, conocida como “El rincón de López”. Juan Manuel se hace gaucho desde muy pequeño, de carácter audaz y arrojado, pero en su juventud rompe relaciones con sus padres (eliminando el “Ortiz” de su apellido y reemplazando la “z” por la “s” en Rosas) y se lanza por su propio camino, en plena pampa, convirtiéndose en administrador de Estancias y gestor de negocios. Probablemente ha utilizado sus relaciones con importantes hacendados para realizar buenas empresas y ya es un hombre rico cuando asume su primera gobernación. Es socio en la Estancia “Los Cerrillos”, en San Miguel del Monte, y en la Estancia “San Martín”, en Cañuelas, tiene inversiones en el saladero “Las Higueritas”, en Quilmes, posee otras Estancias menores y administra los campos de los Anchorena, primos suyos. A su poder económico y a su profundo conocimiento de la pampa, suma su condición gaucha: es el mejor jinete, el mejor domador, el mejor pialador y hombre fundamental en las yerras, excelente administrador de campos, mantiene un trato paternal con los peones, profundamente inserto en la concepción tradicionalista que domina en ese mundo rural.


martes, 6 de diciembre de 2016

7 DE DICIEMBRE DE 1945: DEBUTA PROFESIONALMENTE JOSÉ MARÍA GATICA.

Los duelos con el rosarino Alfredo Prada, uno de los más grandes clásicos 
que protagonizó "El Tigre" Gatica.

Nació en Villa Mercedes, provincia de San Luis, el 25 de mayo de 1925, conocido como “El Mono Gatica”, fue un boxeador argentino de peso ligero (61 kg). Con una carrera deportiva en la que realizó 96 combates, de los que ganó 86 (72 de ellos por nocaut) fue una figura inmensamente popular, uno de los mayores ídolos de la Argentina.
Al cumplir siete años de edad, junto a su madre y su hermano mayor, en un tren de carga llegó a la ciudad de Buenos Aires. Extremadamente pobre, desde niño (a partir de los 10 años) Gatica trabajó como lustrabotas, de noche, en Plaza Constitución y de día vendía golosinas con una bandeja de madera que él mismo se había armado; la habilidad adquirida en las peleas callejeras para mantener su puesto en la estación de trenes, atrajo la atención de un peluquero que vivía en la zona, Lázaro Koczi, que tenía vínculos con el boxeo.
Le ofreció participar, por dinero, en los combates irregulares que se celebraban en The Sailor's Home. Allí apareció Lázaro Koczi con Gatica en lo que era la casa de la misión inglesa para marineros; paraban, en ese lugar, los hombres que habían perdido sus barcos en los extravíos de una borrachera, los desertores, los enfermos; todo se resolvía a las piñas, y sólo un hombre de agallas podía ganarse unos pesos se vencía en tres rounds al marino más fuerte. Tras unos cuantos combates exitosos, Koczi le propuso dedicarse al boxeo profesional. Hasta ese momento, Gatica había intercalado el ring con su puesto de lustrabotas en Constitución.
En la fecha indicada arriba tuvo su primer combate como semifondista en el profesionalismo, en el Luna Park, en el que noqueó en el primer asalto a Leopoldo Mayorano, una de las pocas veces que no puso al público de pie, ni lo irritó. Ganó dos peleas más en ese mes, un ritmo casi sin precedentes. Ya con algo de fama, en 1946 haría siete combates, ganándolos todos; en uno de ellos se enfrentó con quien sería su clásico rival, Alfredo Prada, con el que se encontrarían cinco veces más en el ring, con resultados igualmente divididos, y quitándose mutuamente el invicto.
El perfil popular y el indudable carisma de Gatica, un boxeador agresivo y ambicioso, espectacular sobre el ring, atrajeron la atención del público. Se granjeó el aprecio y el aliento de los asistentes a la tribuna popular, que lo apodaron “el Tigre” por la furia que mostraba en el combate; los aficionados de clase alta, que concurrían al ring-side, deploraban en cambio su falta de respeto a las convenciones sociales y abucheaban ni bien veían aparecer a Gatica. A ellos se debe el apodo de “el Mono”, caricaturizando el tinte de su piel y sus facciones. Como a los periodistas les gustaba más Mono, así se lo recuerda generalmente.
Gatica también dividió al público en el ámbito político. Como no podía ser de otra manera, se relacionó con el peronismo en sus años de mayor éxito. El entonces presidente Juan Domingo Perón le había mostrado aprecio; en una ocasión en que pidió que se lo presentasen, Gatica, con desparpajo, lo saludó con una frase que se haría famosa: “General, dos potencias se saludan”. Y después completó el acto de desparpajo diciéndole a un asiste sobre el presidente de la Nación: Bueno, si quiere saludarme díganle que puede venir a mi camarín”.
Perón, aficionado al boxeo, apoyó el primer y único viaje de Gatica a los Estados Unidos en busca de un título mundial; la gira comenzó con éxito, derrotando por nocaut en el cuarto asalto a Terence Young. Gracias a ello, el campeón mundial de la categoría, Ike Williams, le ofreció un combate -sin poner en juego el título- en el Madison Square Garden de Nueva York; el combate, celebrado en 1951, se resolvió muy rápidamente con un encadenamiento de golpes de Williams, que terminaría con un nocaut técnico después de que Gatica cayera tres veces a la lona en el primer asalto, Ike aprovecho un exceso de confianza del boxeador argentino.
Murió, luego de sufrir un accidente, en Avellaneda el 12 de noviembre de 1963. Tenía 38 años, aunque aparentaba mucho más.




lunes, 5 de diciembre de 2016

6 DE DICIEMBRE DE 1924: MUERE AURELIA VÉLEZ.

Aurelia Vélez fue una mujer que tuvo el coraje de resistir los condicionamientos de su época para construir con pasión su propia vida.

Aurelia Vélez nació el 8 de junio de 1836 en Buenos Aires. Escritora, hija del eminente jurista Dalmacio Vélez Sársfield y de Manuela Velázquez Piñero. Era la primogénita del matrimonio. Desde su niñez recibió una esmerada educación, que junto a las enseñanzas de su padre, justificarían que éste la asociara a su estudio jurídico en calidad de secretaria —que posteriormente posibilitaría un gran equipo para la redacción del Código Civil de la Argentina en 1869-. A la edad de 17 años, en 1853, se casó con su primo hermano, el doctor Pedro Ortiz Vélez, un médico y político brillante. Su matrimonio duró unos pocos meses; pues la causa relacionada con la separación es que el cuarentón Pedro Ortiz mató al secretario de Aurelia, Cayetano Echenique, luego de que los sorprendiese en una situación comprometida. Tras la ruptura, Aurelia regresó a la casa de sus padres.
La separación de Domingo Faustino Sarmiento y su esposa Benita Martínez Pastoriza –viuda de Castro y Calvo (un señor cuatro décadas mayor que ella- se concretó cuando Benita pilló la correspondencia que su esposo mantenía con Aurelia:
“He debido meditar mucho antes de responder a su sentida carta de usted, como he necesitado tenerme el corazón a dos manos para no ceder a mis impulsos. No obedecerlo era decir adiós para siempre a los afectos tiernos y cerrar la última página de un libro que sólo contiene dos historias interesantes. La que a usted se liga era la más fresca y es la última de mi vida. Desde hoy soy viejo".
Volviendo a “la” Pastoriza, se infiere que en 1845, como fruto de las relaciones extramatrimoniales que mantuvieron Sarmiento y Benita (Castro y Calvo, que aún vivía y además era tío de Domingo), nació Dominguito, que figura como hijo adoptivo de Sarmiento.
Pensando en Aurelia, escribió Sarmiento “Una mujer es madre o amante, nunca amiga; aunque ella lo desee, si puede amar, se abandona como un don o un holocausto. Si no puede, física o moralmente, protege, vigila, cría, alienta, guía”
La joven Aurelia se volvería un "complemento espiritual para éste [el viejo]". Tiempo después, la misma Aurelia preparó la candidatura a la presidencia de Sarmiento, mientras éste se encontraba en Estados Unidos. Sarmiento le envió una carta cuando ya contaba  77 años:
“Venga al Paraguay y juntemos nuestros desencantos para ver sonriendo pasar la vida. Venga pues a la fiesta donde tendremos ríos espléndidos, el Chaco incendiado, música, bullicio y animación. Venga, que no sabe la bella durmiente lo que se pierde de su príncipe encantado”. Sarmiento murió el 11 de septiembre de 1888. Aurelia realizó un largo viaje por Europa, Egipto y Palestina, regresando casi veinte años después. La misma publicó trabajos que fueron piezas fundamentales y referentes de la época política por la que pasaba el país. Murió en la fecha indicada en el título, aunque en el libro de registros de ese cementerio aparece inscripta como "Aurelia Vélez de Ortiz, sepultada el 7 de diciembre de 1924, en la parcela 19-3-35/36, que no es la que ocupa Dalmacio Vélez Sársfield". Los sobrinos de Aurelia acataron una de sus órdenes, "pero no pensaron en su voluntad implícita de descansar en la bóveda familiar y de que su nombre no apareciera acompañado por su apellido de casada". En 1964 los descendientes dispusieron la cremación de sus restos y los colocaron en un nicho sin placa. Finalmente, existen suposiciones de que Aurelia fue a parar al osario común, debido a que sus herederos no renovaron la tenencia del nicho innombrado.
Los literatos la califican como una mujer "libre, amaba el conocimiento, era brillante". Asimismo, "su tiempo no le perdonó tener la espectacularidad intelectual que tenía".
Falleció en Buenos Aires.
Recomiendo una excelente “novela histórica” (aunque el género esté algo devaluado, y sea –tal vez- más adecuada la denominación de “biografía novelada”) de esa gran escritora con un concreto compromiso histórico popular, que es Araceli Bellotta, en su libro “Aurelia Vélez. La amante de Sarmiento” de Editorial Planeta.


domingo, 4 de diciembre de 2016

5 DE DICIEMBRE DE 2013: MUERE NELSON MANDELA, EXPRESIDENTE DE SUDÁFRICA Y LUCHADOR POR LOS DERECHOS HUMANOS.

Nelson Mandela: la reivindicación universal de un héroe.

Nelson Rolihlahla Mandela nació el 18 de julio de 1918 en Mvezo, parte de la provincia del Cabo de la, entonces, Unión Sudafricana. Abogado, activista contra el apartheid, político y filántropo sudafricano que actuó como presidente de su país en el periodo 1994/99. Fue el primer mandatario negro (perdón, pero no se dice “de raza negra”, porque la Declaración de los Derechos Humanos nos enseña que existe una sola raza “la humana”; tampoco es correcto usar el eufemismo “hombre de color”) que encabezó el poder ejecutivo, y también el primero en resultar elegido por sufragio universal en su país. Su gobierno se dedicó a desmontar la estructura social y política heredada del apartheid a través del combate del racismo institucionalizado, la pobreza, la desigualdad social y la promoción de la reconciliación social. Como nacionalista africano y socialista, presidió el Congreso Nacional Africano (CNA) entre 1991 y 1997, y a nivel internacional fue secretario general del Movimiento de Países No Alineados entre 1998 y 1999.
Originario del pueblo xhosa y parte de casa real tembu, Mandela estudió en la Universidad de Fort Hare y la Universidad de Witwatersrand donde se inclinó por el Derecho. Cuando residía en Johannesburgo se involucró en la política anticolonialista, por lo que se unió a las filas del Congreso Nacional Africano, y posteriormente fundó la Liga Juvenil en la misma organización. Tras la llegada al poder del Partido Nacional en 1948, ganó protagonismo durante la Campaña del Desafío de 1952, y fue elegido como presidente regional del Congreso Nacional Africano en la provincia de Transvaal. Además presidió el Congreso Popular de 1955. En su ejercicio como abogado, fue varias veces arrestado por “actividades sediciosas” y, como parte del liderazgo del CNA, fue procesado en el Juicio por Traición desde 1956 a 1961. Influenciado por el marxismo, se unió en secreto al Partido Comunista Sudafricano (SACP) y fue parte de su comité central. Pese a que estaba a favor de las protestas no violentas, pero en asociación con la SACP fundó y comandó la organización guerrillera Umkhonto we Sizwe (MK) o “La Lanza de la Nación” en 1961. En 1962 fue arrestado y acusado de conspiración para derrocar al gobierno, por lo que fue sentenciado a prisión perpetua durante el Proceso de Rivonia.
Mandela estuvo prisionero durante 27 años, primero en la isla Robben y después en las prisiones de Pollsmoor y de Víctor Verster. Hubo campañas internacionales por su liberación, y fue excarcelado en 1990 en medio de la convulsión social sudafricana. Se unió a las negociaciones políticas con Frederik de Klerk para abolir el apartheid y establecer las elecciones generales de 1994, en las que lideró al CNA, llevándolo al triunfo en las urnas por lo que se convirtió en el primer presidente sudafricano negro. Durante su Gobierno de Unidad Nacional invitó a otros partidos políticos a unirse a su gabinete, y además se promulgó una nueva constitución. También creó la comisión para la verdad y la reconciliación para investigar las violaciones a los derechos humanos cometidos en los años del apartheid. Aunque dio continuidad a las políticas liberales de gobiernos anteriores, en su administración se implantaron medidas para una reforma de la propiedad de la tierra, el combate a la pobreza y la expansión de los servicios de salud. A escala internacional fue mediador entre los gobiernos de Libia y el Reino Unido en el juicio por el atentado al vuelo 103 de Pan Am, y verificó la intervención militar en Lesoto. Declinó postularse para un segundo periodo de gobierno, y fue sucedido en el cargo por Thabo Mbeki. En su retiro de la política se dedicó a obras solidarias y al combate a la pandemia del Sida a través de la Fundación Nelson Mandela.
Mandela, en palabras de van Engeland y Rudolph (2007), pasó de terrorista a político hasta llegar a presidente de Sudáfrica, por lo que fue una figura controvertida gran parte de su vida. Sus críticos le acusaron de ser “comunista” -dándole una carga peyorativa-  pese a que se ganó el apoyo de la comunidad internacional por su activismo, lo que le hizo acreedor a más de 250 menciones honoríficas y otros galardones, entre ellos el Premio Nobel de la Paz, la Medalla Presidencial de la Libertad y el Premio Lenin de la Paz. En Sudáfrica es considerado la figura más respetable, donde se le conoce con el nombre originario del clan xhosa, Madiba, o Tata (padre). Se le llama también el Padre de la Nación sudafricana. Murió, el día que se indica en el título, en Johannesburgo, Gauteng, Sudáfrica.


sábado, 3 de diciembre de 2016

4 DE DICIEMBRE DE 1891: MUERE EN SALTO (PROVINCIA DE BUENOS AIRES) “PANCHO” SIERRA.

Litografía de Pancho Sierra. Año 1890.

“Pancho” Sierra es un personaje rescatado por la tradición oral y literaria argentina. Hombre humilde, delgado con barba y cabellos largos, enteramente blancos. Sexto hijo del primer matrimonio del español Francisco Sierra con Raimunda Ulloa. Había nacido en Salto, provincia de Buenos Aires, el 21 de abril de 1831.
Como se dejó entrever, de ese matrimonio nacieron seis hijos: Enrique, Adolfo, Justo, Toribia, Carlota y Pancho. Al fallecer doña Raimunda Ulloa, Francisco contrajo nuevas nupcias con Raimunda Báez, los que tuvieron otros seis hijos: Pedro, Severo, Estaquillo, Raimundo, Pastora y Serapia.
Pancho Sierra nació en la Estancia San Francisco, propiedad de su padre que era un rico hacendado de la zona. Cursó la escuela primaria en Salto, para luego ir a la ciudad de Buenos Aires a seguir sus estudios en el colegio de Rufino Sánchez y así inicia su adolescencia entre Salto y la Capital Federal. Terminó el secundario e ingresó en la Facultad de Medicina, donde se dice que llegó hasta cuarto año.
En esa época se enamoró de su prima hermana Nemesia Sierra; sus respectivos padres interrumpieron el romance. Pancho abandonó sus estudios en Buenos Aires, además ante la conmoción que le produjo el fallecimiento de su madre, y se aísla en la Estancia San Francisco de la familia Sierra-Ulloa, en Rancagua (partido bonaerense de Pergamino); en esa desaparición social ocurrió un cambio que sorprendería a todos, retornó reflexivo, abstraído, interesado en los padecimientos de los semejantes.
Después de estar en Rojas, se instaló definitivamente en la Estancia "El Porvenir", situada en el pueblo de Las Carabelas (también, provincia de Buenos Aires y partido de Rojas), asumiendo el papel de confesor, hombre movido por la fe y médico.
Surgió la fama acerca de sus dotes sobrenaturales, multiplicándose más allá de los límites del país. Lugar de peregrinos, la Estancia era frecuentada por personas de todas las clases sociales y grupos etarios. Según sus propias palabras, su misión consistía en "servir constantemente a cuantos me necesitaron". Vistiendo trajes anchos, bombacha, camiseta criolla, sombrero de ala ancha, poncho y manta de vicuña; con su rostro blanco, ojos azules y nariz aguileña, se convirtió en protector de desvalidos y “manosanta”.
Curaba con pocas “herramientas terapéuticas”: agua fresca del aljibe, el profundo magnetismo de su voz, su mirada penetrante y, fundamentalmente, la fe de quienes solicitaban su ayuda. Su fama se trasmite de boca en boca y la Estancia se llena de carruajes y carretas. Muchos sostienen que se curaron simplemente bebiendo un vaso de agua e invocando su nombre.
Cosme Mariño, que estuvo presente en las curaciones de él, sostiene en su crónica: "Hemos presenciado la romería permanente de enfermos de toda clase que acudían a caballo, en charré, coches y sulky. Hemos visto de paso su manera de curar, generalmente con agua magnetizada o por medio de la sugestión. Pero a veces lo hacía por la imposición de las manos, por lo general ya conocía desde que el enfermo detenía su carruaje cuál era su mal". Luego agrega: "Hemos oído, además, en Rojas y Pergamino, a muchas personas que estando desahuciadas por los médicos habían sido curadas por Pancho Sierra. Algunas de éstas eran acaudalados estancieros como Ortiz Basualdo, Roberto Cano y otros más".
En 1890, Pancho Sierra se casó con Leonor Fernández, jovencita de 16 años, su sobrina segunda, en la iglesia San Francisco de Asís de Rojas.
“El Gaucho Santo de Pergamino”, “El Doctor del Agua Fría”, “El Resero del Infinito” murió al año siguiente -año muy caluroso, con polvaredas que afectaban el tránsito y arrinconaban a los animales junto a los alambrados de los campos, asfixiándolos en muchos casos-, a las 19:10 de la fecha indicada en el título. Un mes antes del deceso (predicho por él mismo), dio finalizada la misión que se había impuesto. No pudo conocer a su única hija, Laura Pía, nacida siete meses más tarde.
Sus exequias fueron ponderadas por la cantidad de personas que acompañaron al féretro hasta el Cementerio del Salto y por el grupo de ciudadanos de renombre nacional que pronunciaron emotivas palabras.


viernes, 2 de diciembre de 2016

3 DE DICIEMBRE DE 2001: DE LA RÚA Y CAVALLO FIRMAN EL DECRETO ESTABLECIENDO EL “CORRALITO” BANCARIO.

El ministro de Economía de la Alianza, Domingo Cavallo, 
lanza una serie de restricciones a la extracción de dinero en efectivo. Año 2001.

El titular del Ejecutivo y el ministro de Economía presentaron las medidas que restringen los fondos depositados. De la Rúa dijo: “estamos ganando la batalla”, Cavallo señaló a “los fondos buitres” como al enemigo, devaluación incluida. El comercio, las pymes y los trabajadores en negro, en crisis.
Comerciantes, empresarios, banqueros, trabajadores informales, empleados o ejecutivos de altos ingresos, y funcionarios, vivían en más de una realidad diferente. Comerciantes y pymes se ven ante un cuadro dramático, con caída del consumo y cortes en la cadena de pagos más profundos todavía. Se creía que miles de pymes acordarían una presentación masiva y simultánea de pedido de convocatoria de acreedores. Los que trabajan “en negro” preguntaban ansiosos cómo cobrarán por sus tareas. Ferias y mercados de antigüedades de apertura dominical, los que atienden a clientes de muy altos ingresos, confesaron que recuperaron sus ventas este fin de semana, y en efectivo. Creen a pie juntillas en las nuevas medidas los banqueros, los que volvieron a reunirse con Domingo Cavallo. El ministro identificó a un enemigo casi “invisible”: “los fondos buitres”. El presidente de la Nación, dijo –mientras tanto- en forma tranquilizadora: “Estamos ganando la batalla”.
Cavallo, puertas adentro del Palacio de Hacienda, recibió informes sobre la implementación de las medidas en el sistema bancario. Conversó con representantes de bancos extranjeros y nacionales, privados y públicos. Repasó con Roque Maccarone, titular del Central, las normas por decretarse. Recibió apoyos y una recomendación de los operadores de la city: mejorar la comunicación de las medidas a la gente. “Se dio una gran reacción en contra cuando sólo molesta a los que trabajan o gastan en negro”, fue el comentario de un banquero. Otros, del sector financiero, decían: “Es lógico que los banqueros aplaudan, si las medidas las decidieron ellos: el viernes [el día que se indica fue lunes] fui testigo de la conversación entre los máximos representantes de dos bancos de primera línea, en la que uno de ellos sugería que este lunes los bancos debían decidir no abrir aunque no hubiera feriado, si Cavallo no sacaba algo de la galera para pisar los depósitos; la sensación era que los clientes se iban a llevar hasta los muebles”.
Un mediano empresario opinó: “No menos de la mitad de las pymes tenemos al menos parte del personal en negro, y sabemos que de blanquearlos no se podría retener a todos; entonces, ¿cómo hacemos esta semana para pagar los sueldos? Yo, como la mayoría, no tengo un yate ni un country que pueda vender para poner la plata en la empresa”. Y se dio a sí mismo una respuesta que muestra una actitud preocupante: “los primeros diez días del mes no gasto un mango”.
No había expectativas en las pymes de que una baja de las tasas de interés podría solucionarle una parte de sus problemas. Otro dirigente pyme decía que “en las encuestas que venimos haciendo con empresas del sector, nos viene dando que el 80% ni siquiera marca al costo financiero como un problema que le preocupe: no hay trabajo porque no hay ventas, y donde hay ventas no se cobran; la cadena de pagos está rota, y los cheques para cancelar compras ya se tiran a 180 días; para peor, la sensación es que con este congelamiento de depósitos se viene un futuro nefasto”.
El comercio ve un panorama negativo. La Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME) piensa que se trata de “otro golpe al mercado interno”, prevén “una situación dramática” para los comerciantes que libraron cheques de pago diferido y ahora se verán en dificultades para cubrir sus cuentas corrientes con los cupones de tarjetas que reciban por sus ventas. Además, la mayoría de los comercios de barrio no tienen instalados los “posnet” para las consultas de saldos de tarjetas. “En el Gran Buenos Aires hay localidades completas en las que el pequeño comercio trabaja sin tarjeta, y un poco más allá todavía hay quienes van al almacén con la botella para cargar medio litro de aceite”.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

1 DE DICIEMBRE DE 1967: ES ACRIBILLADO EL “BANDIDO” POPULAR ISIDRO VELÁZQUEZ.

Isidro Velázquez nació en el seno de una familia humilde y numerosa: 
tenía 21 hermanos.

Isidro Velázquez fue el último de los gauchos alzados del campo, reliquia viva de aquellos rebeldes emparentados con la tradición de Martín Fierro, Juan Moreira y tantos insurrectos célebres del siglo XIX. Nació en un paraje cerca Mburucuyá, Corrientes, el 15 de mayo de 1928.
A los 20 años emigró al Chaco en busca de trabajo como peón golondrina, seducido por la atracción de las cosechas, e intempestivamente -la razón habría que rastrearla en el hostigamiento policial- pasó de padre de familia tranquilo y atildado, trabajador incansable, a ser un hombre fuera de la ley.
Casado, padre de cuatro hijas. Vivía en Colonia Elisa, provincia de Chaco, cuando en 1961 la policía lo detiene por motivos nunca bien aclarados. Isidro y su hermano Claudio, también detenido, se fugan de la cárcel y huyen al monte, amparados y auxiliados por la población del lugar, es decir indígena y criolla, que los perciben como víctimas de la misma violencia social que a ellos los humilla y somete. Recordemos que para entonces –y la situación de no ha cambiado demasiado según nos informan realmente medios de comunicación creíbles- el grueso de la población chaqueña se hallaba sumida en la marginalidad más profunda. “La Forestal” ya se ha ido, dejando la tierra chaqueña arrasada y a los terratenientes algodoneros como amos y señores absolutos de la región.
Los hermanos Velázquez inician, lo que el derecho burgués denomina “una serie de delitos contra la propiedad” y la vida de esas clases poderosas, lo que los convertiría muy  pronto, con preferencia a Isidro, en el personaje más odiado y temido de las “fuerzas vivas” de la provincia. Al mismo tiempo, el pueblo excluido le adjudica atributos propios de un Robin Hood. Se dice que posee poderes hipnóticos en la mirada –con los que inmoviliza a sus enemigos-, que su cuerpo es inmune a las balas y hasta se llega a hablar de su capacidad para volverse invisible.
En mayo de 1963, su hermano Claudio es ultimado en un enfrentamiento con la policía de Costa Guaycurú. Isidro huya a Formosa y retorna al año siguiente. A partir de entonces se lo conoce como “El vengador”. Este vocablo adquiere en el pueblo una doble semántica, ya que si por un lado implica el ajuste de cuentas de Isidro con la institución policial que mató a su hermano, por otro alude a una reivindicación de clase de los sectores más desposeídos que se sienten identificados con cada agresión al orden vigente consumada por Velázquez.
Por entonces, se une a su ladero más famoso, Vicente Gauna, sembrando el terror entre los estancieros, comerciantes y gente poderosa de la región: secuestran, roban, extorsionan, matan si se da la oportunidad, pero también distribuyen parte del botín entre la gente necesitada. La Sociedad Rural del Chaco ofrece dos millones de pesos por su cabeza.
Guarecidos en el monte Quitilipi, cerca de una colonia toba, que los auxilia, Velázquez y Gauna finalmente son delatados por una maestra (que resultó ser la abuela de unas “maestritas” que hace muy poco votaron a Cambiemos, en las elecciones presidenciales de 2015) y ambos encontraron la muerte, al ser acribillados a balazos, por una partida policial de más de treinta efectivos, el auto en el que viajaban, “camino de Pampa Bandera”. Desde ese primero de diciembre, todos los siguientes, fueron consagrados como el “Día de la policía del Chaco” por la “hazaña” exhibida como un triunfo de la justicia.
Decía Roberto Carri en 1968, con palabras que siguen teniendo plena vigencia:  “La adhesión espontánea del campesinado pobre y los trabajadores rurales a los rebeldes de todo tipo que periódicamente aparecen en la región, crea inseguridad en el régimen que acentúa el terror. La excusa formal del salvajismo rural que se opone a una supuesta paz urbana, sirve a la institución policial y a los propietarios rurales para ejercer una acción continua de violencia. En esta situación el salvajismo popular no es más que la respuesta espontánea de los oprimidos frente al salvajismo institucionalizado del sistema”.