jueves, 5 de agosto de 2010

6 DE AGOSTO DE 1908: CREACIÓN POR LEY PROVINCIAL DEL MUNICIPIO DE GENERAL VIAMONTE.

Situación geográfica del Partido de General Viamonte en la provincia de Buenos Aires.

Hacia 1860 se instalan (en el futuro General Viamonte) los primeros negocios, propiedad del hombre blanco ("huinca"). Cabe destacarse el comercio de Juan José Arzuaga, quien con sus jóvenes diecisiete años había logrado inaugurar una pulpería; con el paso de los años, Juan José llegaría a ocupar el cargo de Alcalde.

Imagen exterior de una pulpería de la campaña bonaerense.

En la batalla de Pavón (hacia finales de 1861), última y definitoria contienda entre la soberbia Buenos Aires y el resto de la Confederación, los indios actuaron divididos. Ranqueles y pampas estuvieron con Buenos Aires: un cuerpo de guerreros de Catriel formó en el ejército de Mitre, y Baigorria consiguió la defección de Coliqueo, que fue a establecerse en Los Toldos, en tierras que le dio el gobierno de Buenos Aires (futuro General Viamonte). La defección de Baigorria se atribuyó a su enemistad con Juan Saa, de quien había recibido, en singular justa, una cicatriz que le cruzaba la cara.

El cacique Coliqueo y su familia.

En 1863 se establece en el paraje conocido como "Tapera de Díaz" la tribu de Coliqueo, lugar que sólo mucho tiempo después sería conocido como General Viamonte.

Lugar donde estaba ubicada la Tapera de Díaz, lugo asiento de la tribu de Coliqueo y ahora cementerio mapuche.

En otro orden de cosas, los malones continuaron. En 1864 Callupán, uno de los hijos de Calfucurá, destruye el fortín de Vallimanca. Se organiza la defensa de la frontera con comandancias en Junín, Bragado, Veinticinco de Mayo, Azul, Tandil y Bahía Blanca. Pero los indios se filtran y en marchas nocturnas, que no son sentidas, atacan poblaciones alejadas de la frontera, como Pergamino y Rojas en Buenos Aires. Los más audaces son los ranqueles del noroeste. La frontera estaba escasa de defensores a causa de las continuas guerras de la presidencia de Mitre. "Referir los cuadros de sangre y ruina que los indios produjeron desde 1862 a 1868 en las fronteras del interior y de Buenos Aires sería materia de un libro voluminoso apropiado para acongojar los corazones" dice Zeballos, sin reconocer que realmente los que produjeron esos "cuadros..." fueron los blancos por haberse apropiado de todo cuanto le correspondía a los pueblos originarios.

Cacique Calfucurá, padre de Callupán.


También en las inmediaciones de lo que sería el partido de General Viamonte, recrudecerían los malones comandados por Calfucurá, los que –como se dijo- en reiterados intentos llegaron a los alrededores de Bahía Blanca, Bragado, Junín y Nueve de Julio.

Uno de los señalamientos en los alrededores de General Viamonte.

En el lugar que más adelante se erigiría el partido de General Viamonte, se encontraban unos campos de unas seis leguas cuadradas que precisamente en aquel año de 1866 habían sido entregadas por disposición legislativa a la tribu de Coliqueo.

Tribu de Ignacio Coliqueo en los campos de General Viamonte.

La disposición que tan sólo hacía dos años antes permitía a la tribu de Coliqueo residir en esas "concedidas" seis leguas, fue ampliada en 1868, asegurando la permanencia de las tolderías en el paraje llamado "Tapera de Díaz", en lo que más tarde sería el Municipio de General Viamonte.

Situación relativa de la superficie asignada a Coliqueo en el partido de General Viamonte.

Durante los festejos de carnaval de 1871, en medio de libaciones en honor de los Dioses cósmicos, el Cacique Ignacio Coliqueo (dueño y señor de lo que sería General Viamonte) se encontraba en un boliche con algunos gauchos; tras una fuerte pelea entre Coliqueo y un parroquiano, éste último huye a caballo. Coliqueo, borracho, lo persigue, pero su cabalgadura rueda, muriendo en ese mismo instante.

Casco del Campo "La Unión", frente al territorio asignado a la tribu de Coliqueo.

A Ignacio lo sucede su hijo Justo Coliqueo, quedando como segundo Simón; es en aquel momento que se reinician los malones del viejo Calfucurá y su chusma, los que concluyen –como se advertirá- en la batalla de San Carlos de Bolívar, donde Calfucurá será derrotado, recuperándose bienes robados o socializados y liberándose cautivos.

Justo Coliqueo.

El 19 de septiembre de 1872, en horas de la noche, se produce un ataque a las tiendas de Coliqueo (futuro partido de General Viamonte), siendo sorprendidos aborígenes y cristianos durante el sueño. Pidieron ayuda al Juez de Paz de Nueve de Julio, para que éste intercediese ante el coronel Lazo. De todos modos fueron saqueados todos los toldos, llevando a los prisioneros rumbo al desierto y separando a los Caciques; días más tarde fueron rescatados en las cercanías de Bayauca, en el partido de Lincoln.

Coronel Manuel Lazo, socio en la campaña del Teniente Pepe Boleadoras.

En lo que más tarde sería General Viamonte, Simón Coliqueo –en nombre de su hermano y de toda su tribu- había solicitado la instalación de una Escuela pública, la que recién se inauguraría oficialmente en 1909, siendo su Director el Sr. Julio García Cilleros. Tomaba como ejemplo a la escuelita misionera que funcionaba anexa a la Capilla del Reverendo Padre Emilio Sabino.

Mapa del Distrito Político de General Viamonte.

Ya, con la aprobación de la Dirección General de Escuelas bonaerense, se sugería que un grupo de vecinos del partido y el solicitante eligieran el terreno sobre el cual se construiría. Elevado el Plano por el Departamento Topográfico el 13 de agosto de 1873, el Poder Ejecutivo Provincial lo aprobó designando, a la vez, una comisión integrada por Juan E. Trejo (Juez de Paz de Nueve de Julio) como Presidente, Nicolás Robbio, Juan Jaime y Segundo Rubio para hacer cumplir lo propuesto por la Dirección de Escuelas.

Campos en el partido de General Viamonte.

En febrero de 1874, el presidente de la Comisión pro-Escuela a instalarse en General Viamonte, anunciaba que ya se había elegido al paraje en el cual se realizaría la construcción.

Otro campo de General Viamonte.

A dos leguas del antiguo poblado, destruido en 1872, se crea el nuevo Los Toldos (General Viamonte), por iniciativa de don Electo Urquizo, nacido en Monteros –provincia de Tucumán-, quien luego de alejarse de la zona, regresa a su negocio el 20 de enero de 1877, inaugurando "Urquizo y Cía.". Más tarde, por desavenencias con su socio se separa y el comercio se transforma en "El Argentino".

Electo Urquizo.

Urquizo compró cien cuadras adyacentes a su establecimiento, redondeando de esta manera la idea de comenzar con la vida institucional de un pueblo, proyecto que se robusteció al extenderse la línea del Ferrocarril Oeste.

Cartel Estación Los Toldos.

Luego de la iniciativa relatada en el párrafo anterior, comienza la venta de terrenos en el futuro General Viamonte, tal es así que hasta los Coliqueo se trasladan a vivir al "nuevo" Los Toldos.

Nueva Estación Los Toldos.

Lo que sería posteriormente "ciudad" de Los Toldos se encuentra ubicada al noroeste de la provincia de Buenos Aires.

FM Manantial e Iglesia Evangélica.

Las futuras tierras del partido de General Viamonte eran surcadas por el ferrocarril, aún antes de la decisión de crear el partido; ya en 1893, al prolongarse el recorrido desde Bragado a Lincoln, llegando hasta San Emilio, por aquel entonces una floreciente colonia, y en septiembre de ese año llegó hasta Los Toldos, Estación que aún hoy conserva ese nombre.
Precisamente, en aquel septiembre fue inaugurada oficialmente la Estación del Ferrocarril Oeste (luego, F.C. Domingo Faustino Sarmiento) de San Emilio, ubicada a 14 kilómetros al sudeste de Los Toldos. El toponímico se debía a una gran colonia fundada por Emilio Meyer.

Impecable Estación en San Emilio.

En Los Toldos (núcleo del futuro General Viamonte), que había sido delineado a finales de 1894 por el Agrimensor Mariano Quintana, la efectiva traza fue aprobada en febrero de 1895.

Casa Natal de Eva Perón en Los Toldos.

En el mes de septiembre de 1897 fue inaugurada la Estación del Ferrocarril Oeste (más tarde FCDFS, Domingo Faustino Sarmiento) denominada "La Delfina" en el partido de General Viamonte. Estaba ubicada a 14 kilómetros al noroeste de Los Toldos. En sus alrededores se asentaron algunos pobladores, los que originaron su vida económica y social. El toponímico "La Delfina" recuerda a doña Delfina Alfaro de López, donante del terreno donde se construyó la estación ferroviaria.

Afiche de Jineteada en La Delfina.

Desde su creación, antes de ser formalmente un municipio, General Viamonte integraba la jurisdicción parroquial de Bragado, cuyo párroco visitaba frecuentemente los establecimientos religiosos del partido, utilizando para el culto casas particulares, debido a que se carecía de capilla. En junio de 1901 fue creada la Capellanía de Los Toldos, designándose para ocuparla al presbítero Mariano Arconchel.

Iglesia Nuestra Señora del Pilar en Los Toldos.

En General Viamonte, durante el mes de septiembre, asumía como nuevo presbítero a cargo de la flamante Capellanía: Mariano Arconchel.
El 22 de septiembre de 1902 muere Simón Coliqueo, siendo inhumado con su uniforme de Sargento Mayor del Ejército Argentino, en un mausoleo especial ubicado en Los Toldos. En la actualidad, descendientes suyos siguen habitando en General Viamonte, encontrándose entre los mismos a médicos y docentes.
El 16 de abril de 1903, el Capellán Mariano Arconchel –desde General Viamonte- pasaría a desempeñarse en el Curato de Junín, siendo reemplazado por el presbítero Felipe Martinelli. Por esos días, la Compañía del Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico proyectaba la prolongación del ramal Chacabuco a Germania, pasando por el futuro pueblo de Baigorrita.

El ciudadano más popular (y más nacional también) que ha dado Baigorrita en General Viamonte, proncia de Buenos Aires. Se trata del "Negro" Alejandro Dolina.

En diciembre de 1907 se inauguró la Estación del Ferrocarril Oeste denominada Zavalía, en General Viamonte. La misma se ubicó a 14 kilómetros, cuya unión se produjo mediante la Ruta Provincial N° 65, al noreste de Los Toldos. El toponímico se debe al homenaje que se le quiso tributar al Dr. Salustiano Zavalía, constituyente de 1853 y, en algún momento, gobernador de Tucumán.
En las inmediaciones de Zavalía se desarrolló una pequeña población, que basaba su economía en la productividad agropecuaria.

Zavalía vista desde el aire.

Desde el diario "El Casero" de Los Toldos, cuya administración ejercía don Pablo Molina, se venía bregando por la autonomía local, lo que se logra –como veremos a continuación- el 6 de agosto de 1908, aceptándose como cabecera el pueblo creado por don Electo Urquizo.
Por Ley N° 3107, sancionada el 31 de julio y promulgada el 6 de agosto de 1908, fue creado el Municipio de Los Toldos (más adelante de General Viamonte). La nueva estructura administrativa se instaló sobre terrenos que hasta ese momento había pertenecido a los partidos de Lincoln, Nueve de Julio y Bragado.

Epu Bafkeh, que se lo puede considerar el punto originario de Los Toldos.

Esa Ley de creación del partido establecía que los vecinos de Los Toldos cederían a título gratuito los terrenos necesarios para levantar los edificios comunales públicos.
El mismo día en que se promulgó la Ley de creación (6 de agosto), el gobierno provincial designó al Comisionado Municipal del nuevo Distrito, cargo que recayó en don Manuel E. del Castillo.

Vista aérea de Los Toldos.

El 28 de agosto de 1908 se dictó un Decreto creando la oficina del Registro Civil, designándose como jefe de la misma al Escribano José J. Bustos; un mes más tarde se organizaría el cuerpo de policía, nombrándose el 4 de septiembre Juez de Paz Titular y recayendo la designación en Plácido Teseira, siendo suplente Juan Duarte (el padre de Evita).

Juan Duarte (padre)

Al crearse el partido de Los Toldos, ya funcionaban tres establecimientos educativos en la cabecera del partido, dependiendo de las autoridades escolares de Bragado y que pasaron a ser las Escuelas N° 1, 2 y 3 de General Viamonte.
Además de los establecimientos educativos que ya existían en General Viamonte, en 1909 funcionaban tres Escuelas Rurales, una de ellas en los campos de Coliqueo, cuyo edificio era propiedad de Micaela de Coliqueo y Andrea Carranza.
El 2 de mayo de 1909 en territorio del partido de General Viamonte se realizó un remate de lotes para la futura fundación de un pueblo, en tierras pertenecientes a Modesto Damián Ansel, quien impondría al lugar la denominación de Baigorrita, a 32 kilómetros al noroeste de Los Toldos por la Ruta Provincial N° 5, considerándose –de esta manera- su fundador. Años después, Ansel confesaría el origen del nombre del lugar, pues así se llamaba su caballo favorito. De todos modos el epónimo recuerda a un Cacique de la nación ranquel, hermano del bravo guerrero a quien la historia registra como el Cacique Lucho, ambos, hijos del Cacique chileno Pichuín.

Portal de Internet de General Viamonte con todas sus localidades.

El gobierno provincial aprobaría los planos de Baigorrita –en General Viamonte- el 12 de septiembre de 1909. A partir de este acontecimiento, la localidad de Baigorrita inició su desarrollo sobre la base del aprovechamiento de las tierras circundantes que posibilitaron las actividades agropecuarias.

Escudo de Baigorrita.


Por aquellos días, también, en el mismo Distrito quedaban inauguradas las instalaciones de la Estación ferroviaria Chancay, en las inmediaciones de la cual se instalaron los primeros pobladores. La Estación Chancay está ubicada a 31 kilómetros al sudoeste de Los Toldos y debe su nombre a la rememoración del combate llevado a cabo en el Plaza Chancay (actualmente, República de Perú), el día 27 de noviembre de 1820. En aquella batalla el coronel Juan Pascual Pringles Sosa, antes que rendirse a los españoles, optó por arrojarse al mar, acto que indujo al oficial jefe realista a ofrecer una honrosa capitulación.

Chancay.

Por Ley Provincial del 4 de noviembre de 1910, el –hasta entonces- partido de Los Toldos pasó a llamarse General Viamonte como homenaje a ese militar. Y Los Toldos, su cabecera, limitando con los partidos bonaerenses de Junín, Bragado, Nueve de Julio y Lincoln.

General Viamonte.

En el mes de mayo de 1911 quedó inaugurada la Estación del Ferrocarril Oeste denominada Quirno Costa, en el partido de General Viamonte y a 26 kilómetros al noroeste de Los Toldos (por la Ruta Provincial N° 65). En sus inmediaciones se asentaron los primeros pobladores que conformaron una incipiente localidad. El toponímico es en homenaje a Norberto Quirno Costa, escritor y estadista argentino que había sido Diputado y Vicepresidente de la Nación acompañando en su segunda Presidencia al General Roca (1898-1904).

Norberto Quirno Costa.

Se caracterizaban por ser zonas cerealeras mixtas, es decir, compartiendo la actividad con la ganadería: Viamonte y Bragado. En cambio eran zonas cerealeras-agrícolas netas, Pergamino, Rojas, Salto, Balcarce y Lobería.

He aquí la toldense, tratando de huir de los mal llamados "ruralistas", para meterse en el real corredor productivo agrícolo-ganadero, con el cual la economía argentina está haciendo estragos en el mundo entero.

En 1938 existían en General Viamonte dieciocho Escuelas públicas.

Escuela pública de la provincia de Buenos Aires.

En el Municipio de General Viamonte, la población estable de Estación La Delfina era de unos sesenta habitantes, funcionando ya la Biblioteca López Alfaro, la Escuela N° 12, el Club Atlético La Delfina y el Tenis Club La Delfina.

Esto que ven ustedes allí -como si fuera un oasis pampeano- es "La Delfina".

En aquel 1943, la población de Chancay –en el partido de General Viamonte- estaba compuesta aproximadamente por cincuenta habitantes, fundamentalmente repartida en el establecimiento de la Sociedad Anónima Pereda Limitada. El comercio, lo integraban: un almacén de ramos generales de E. Aicardi y Cía. -a tres leguas de la Estación Chancay- y la trilladora de Rafael Logivoco.

El pequeño poblado de Chancay.

Dentro del mismo Distrito, la localidad de Quirno Costa contaba con diversos comercios, tiendas, trilladora, almacén de ramos generales, herrería y carnicería. Refiriéndonos a Educación, funcionaba la Escuela N° 11.

Panorama bucólico cercano a Quirno Costa.

En esa década del ´40 también la localidad de San Emilio (General Viamonte) alcanzaría un gran desarrollo. El comercio estaba compuesto por acopiadores de aves, almacenes al por mayor, surtidores de nafta, tiendas y ferreterías, entre otros rubros. Si nos referimos a la Educación, funcionaban en aquella comunidad la Escuela N° 8 "José Máximo Fernández" y la Academia de Música, dirigida por Consuelo Z. de Larretegui. Seguramente, lo más representativo de la sociedad emiliana era la Sociedad de Fomento San Emilio. También cuenta, desde entonces, con el Centro Sanitario.

Letrero de Estación de San Emilio.

También en aquella década del ´40, el poblado viamontino de Zavalía contaba con un circuito comercial compuesto por acopiadores de aves, almacenes, hoteles, surtidores de nafta, trilladoras, carpinterías, herrerías y hornos de ladrillos. Las actividades sociales y educativas estaban cubiertas por el Club Sportivo Zavalía y tres escuelas provinciales.

Señalamiento de Zavalía.

Es muy difícil enmarcar en el estrecho contexto bonaerense a quien fuera "la abanderada de los humildes", Evita -la inmortal compañera de Perón- tenía presencia nacional e internacional; hasta podríamos decir atemporal, ya que fue calificada por algunos: la mujer del siglo. Sólo podríamos referir algunos datos anecdóticos que hicieron a su presencia en la Provincia.

Evita bonaerense.

Eva María Duarte había nacido en el campo La Unión, frente al predio que había ocupado la tribu del cacique Coliqueo, a veinte kilómetros de la localidad de General Viamonte (Los Toldos) en la provincia de Buenos Aires, un 7 de mayo de 1919. Aquellas tierras de la dinastía de los zorros (es la connotación tribal de la familia de Coliqueo) fueron el producto de concesiones otorgadas en la época de Mitre y que luego les fueran escamoteadas durante el tiempo de apogeo de la oligarquía. La presencia del indio y el mestizo fueron una constante en la infancia de Evita. La partera de su madre fue una india; uno de los testigos de nacimiento estaba casado con una india. Su niñez transcurre entre los desfiles de los aborígenes que en ese entonces, según testifican las fotografías, iban de a caballo, vestidos de saco y corbata, enarbolando enormes lanzas de tacuara y una boina blanca en la cabeza.

Evita, quien debe haber aprendido de pequeña métodos de comunicación aborigen, soltando la paloma de la paz.

Su madre era Juana Ibarguren, segunda mujer de un estanciero, y ex concejal conservador del pueblo, llamado Juan Duarte, el que -a su vez- tenía su familia -denominada "legítima", por entonces- en la ciudad de Chivilcoy. La "familia legal" de don Duarte constaba de su esposa, Estela Grisolía y de tres hijas. De la unión de hecho con Juana Ibarguren, además de Evita, nacieron Blanca, Elisa, Juan Ramón y Erminda Luján, todos reconocidos por aquel padre "natural". Dos días después de nacida la pequeña Eva, doña Juana se trasladó a su casa de la calle Francia, en las afueras de Los Toldos. Allí, luego de 24 días decidió inscribirla con su apellido materno, ya que Juan Duarte no quería brindarle el suyo.

Juan Duarte y Juana Ibarguren, progenitores de Evita.

En aquellas polvorientas calles de Los Toldos, Evita recogió sus primeras vivencias. La familia vivía una situación marginal, prueba de ello fue la muerte de Juan Duarte en Chivilcoy, en un accidente automovilístico el 8 de enero de 1926. Ya hacía un tiempo que había abandonado Los Toldos, momento en el que, probablemente, ya no frecuentaba más la casa de Doña Juana. Al día siguiente de la muerte de don Juan, los Grisolía niegan la entrada al velatorio de la familia "paralela". Pero gracias a la interposición de un cuñado del finado (por ese entonces intendente municipal conservador de Chivilcoy), doña Juana y sus hijos pueden acompañar al cortejo fúnebre hasta el cementerio. Se desprende de una conversación del autor de este blog con Erminda (Checha) que el episodio relatado anteriormente no sería cierto y que las dos familias juntas compartieron el dolor por la muerte del padre en el recinto de sepelios.

Erminda (Checha) y Evita (Chola) Duarte.

Ahora, justamente, debido a la precaria situación económica de los Duarte-Ibarguren, Evita fue inscripta un año más tarde en la escuela primaria. Es decir, a los ocho años cursó primer grado. Aprobar segundo grado le exigiría dos años. La precaria situación económica de doña Juana, la marginalidad del grupo familiar y las escasas perspectivas de progreso en un pueblo despoblado por la casi obligada emigración a la ciudad de Buenos Aires, los impulsaron a cambiar de domicilio. Precipitó la situación el traslado de Elisa del correo de Los Toldos hacia la sucursal de Junín.

Evita en 5º grado, en Junín, año 1933.

Así fue como Evita pasó a vivir a Junín, donde desarrolló sus primeras emociones. Ese Junín que recordaría momentos antes de su muerte aquel sábado 26 de julio de 1952, hablando con su amiga Irma Cabrera. En algunos autores hay una confusión tremenda y la hacen nacer en Los Toldos, sí, pero en la calle Winter 90, que fue uno de los cuatro domicilios que la familia tuvo en Junín. Es que la desaparición de su acta de nacimiento, su posterior destrucción y el reemplazo de ese documento por una inscripción no coincidente en el Registro Civil de la ciudad de Junín (bajo el folio número 728). Súmase a esta circunstancia los datos inexactos durante la ceremonia del casamiento civil en Junín entre Eva Duarte y Juan Perón, fueron las alternativas que contribuyeron al equívoco.

La mejor amiga de Evita, Irma Cabrera.

Un testimonio recogido por los estudiosos, aunque bastante poco ecuánimes y objetivos, de la vida de Evita: Borroni y Vacca, refiere cómo se hizo desaparecer el acta de nacimiento de Eva Duarte:
"Corrían los primeros meses de 1945, cuando un día se presentó al despacho del jefe del Registro Civil de Los Toldos una de las hermanas, de nombre Elisa, de la que más tarde sería principal figura de esa década. Venía a pedir un testimonio de la partida de nacimiento de María Eva y otro a su nombre, haciendo notar que debía figurar con el apellido Duarte; contestó mi hermano que a nombre de ese apellido no había partida alguna, porque eran hijas adulterinas y, por lo tanto, sólo figuran con el nombre de la madre. La peticionante insistió y le rogó hiciera ese gran favor, que sería bien recompensado, pues María Eva se iba a casar con Perón, y que ése sería presidente de la República. Con la exigencia por parte de la hermana de María Eva, mi hermano Evaristo (por entonces jefe del Registro Civil de Los Toldos) vino hasta Buenos aires para informarse de ese pedido, y estando en casa se recibió otra carta de ella ordenando se le extendiera ese documento.

Despacho de Evita Perón, donde su mucama era Irma cabrera y su secretario Atilio Renzi.

"Personalmente fuimos a ver al director general del Registro Civil, en La Plata, y mi hermano le dijo que como funcionario no podía fraguar un instrumento público, dejando al criterio del director, por si él lo quería otorgar. Cuando estábamos en esa conversación, yo le propuse que si esa persona que había hecho el pedido, o la que convivía con Perón, preguntaba por las partidas, le dijera que a su nombre no había asiento alguno y, por lo tanto, correspondía hiciera una información sumaria. Y así quedó archivado el asunto, sabiendo más tarde que quien fraguó las partidas, haciendo figurar como que todos habían nacido en Junín, fue nombrado alto funcionario del Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Hasta 1945 Evita era "la persona que convivía con Perón".

"Pero cuando falleció la que era Primera Dama se suscitó una conversación en el Club Social de Los Toldos sobre la edad que tendría, y para dar por terminada toda discusión mi hermano le propuso a una persona -que no recuerdo su apellido, pero que era senador provincial por ese distrito- lo acompañara hasta su despacho para verificar la partida de nacimiento, como así también la de los hermanos, pues todos nacieron en Los Toldos. Cuando mi hermano sacó el tomo correspondiente, se encontró con que estaban tachados los nombres, y comprendieron que se había cometido un delito; fue a ver donde correspondía estuviera el acta de nacimiento, y burdamente habían sido arrancadas las hojas, quedando trozos de ellas adheridos al libro. En el primer momento se pensó hacer la correspondiente denuncia policial, pero después pensó con el legislador provincial que para no dar a publicidad este hecho delictuoso era mejor llevar personalmente una nota al director general del Registro. Este funcionario puso el hecho enseguida en conocimiento de doña Juana, y ésta se lo transmitió a Perón, ordenando éste que lo hicieran desaparecer a mi hermano. Poco después, por un simple telegrama, era separado del cargo".

Mientras "ellos" complotaban con cualquier desliz -por mínimo que fuera- ("ellos": la oligarquía terrateniente, más el medio pelo, más el gorilaje de todo pelaje) subterráneamente o en la superficie, Evita se les "cagaba" de risa ¡Qué Grande, la Patrona de los Humildes!!!.

Según los autores antes citados este supuesto testimonio pertenece al abogado Darío Rodríguez del Pino.

Darío Rodríguez del Pino (Solanas).

El gobernador, Dr. Oscar Alende, en el mensaje de 1961, hablaba de resultados concretos, refiriéndose a la problemática energética: la central Bahía Blanca estaba próxima a terminarse; en ejecución, estaban las obras de Chascomús, Pehuajó y Dolores; se anunciaba para fines de año la conclusión de las construcciones en Mar del Plata y Necochea. Resumiendo, el estado del Plan de Electrificación era el siguiente en 1961: Sistema Interconectado del Norte, todas las obras en marcha, algunas concluidas; Centro Sud-Este, construcción de obras civiles en Necochea, esperando el equipo que estaba en preparación en Italia; Sud, la ampliación de la Central de Bahía Blanca se había realizado en un setenta por ciento. En cuanto a obras terminadas (comparando -entre paréntesis- lo realizado hasta 1958, cuando el doctor Alende se hace cargo del gobierno): Subestación Alberti (5 %), Red de Distribución de Chivilcoy (10 %), Red de Distribución en Balcarce (25 %), Línea Balcarce-Mar del Plata (20 %). Obras terminadas nuevas (es decir, iniciadas después de mayo de 1958): Subestación Chivilcoy, Red de Distribución Bragado, Red de Distribución Chacabuco, Red de Distribución Castelli, Red de Distribución Lezama, Línea Alta Tensión San Nicolás-Pergamino, Línea Alta Tensión Mercedes-Luján, Línea Alta Tensión Bahía Blanca-Tornquist, Línea Alta Tensión Dolores-Guido-Maipú. Obras en ejecución: Subestación Junín, Subestación Pergamino, Subestación Bragado, ampliación de la Central Bahía Blanca, Central Chascomús. Obras recién iniciadas o contratadas para iniciar: Lobos, Luján, Lincoln, Arrecifes, Salto, Tornquist, General Viamonte.
En cuanto a las obras viales de pavimentación de caminos en 1961 era el siguiente: caminos terminados Nueve de Julio-Bolívar (tramo I), Nueve de Julio-Bolívar (tramo III), Calvo-Monte Hermoso, Burzaco-Villa Calzada-Claypole, Barker-Ruta 74, Pilar-Escobar. Reconstrucciones: Mar del Plata-Necochea (tramo I), La Plata-Magdalena (tramo II), Camino Centenario (tramo III). Obras en ejecución: Nueve de Julio-Bolívar (tramo II), Juárez-Tandil (tramo I), Azul-Saladillo, Junín-General Viamonte-Nueve de Julio, Tornquist-Olavarría (tramos I y II), Pigüé-Guaminí, Rojas-Salto, Laprida-Lamadrid, Brandsen-Ranchos, Saladillo-Veinticinco de Mayo, Carmen de Areco-Salto, Energía-San Cayetano, Coronel Pringles-Coronel Suárez, Pipinas-La Costa, Dolores-Ruta 11. Ensanche, reconstrucción y obras básicas: Las Armas-Madariaga, Coronel Vidal-Balcarce, Juárez-Tandil, Tandil-Ayacucho. Obras contratadas: Ruta 85, Guaminí-Ruta 5, Ruta 35, Bahía Blanca-Meridiano V (tramo I).

El gobernador Oscar Alende en una reunión social.

Alejandro Dolina nació un 20 de Mayo, vaya uno a saber de qué año (1944), en Baigorrita, partido de General Viamonte, provincia de Buenos Aires. Creció, sin embargo, en el barrio porteño de Caseros, como lo ha recordado en más de una oportunidad en verso:
"Soy, señores de Caseros:
lo digo con el pico,
lo defiendo con el cuero."
Publicó sus primeras notas humorísticas en la revista Mengano, en el año 1974. A partir de 1978 colaboró con la revista Humor Registrado (más conocida simplemente como Humor), donde publicó sus Crónicas del Angel Gris, de donde salieron los cuentos que siguen.
Más recientemente, es conductor de uno de los programas de radio más populares de Buenos Aires, "La venganza será terrible"(*), donde habla, toca música y cuenta frente al público, todas las noches, sus historias de barrio.
(*) Lunes a Viernes de 0 a 2 hs por Radio Continental de Buenos Aires. (actualmente -como corresponde- está en Radio Nacional).

Alejandro Dolina, en una suerte de composición de Amadeus ¿Será por la genialidad del Negro?. (¡Ojo! que no se me vaya a ofender el otro Nigger que es supergenial: Horacio Fontova)

En 1979 funcionaban en General Viamonte cuarenta y seis establecimientos educativos, según el siguiente detalle: ocho Jardines de Infantes, treinta Escuelas primarias, una de Educación Especial y siete de Enseñanza Media.
Aparte de la población cabecera –Los Toldos- en General Viamonte hay otros núcleos poblacionales tales como Baigorrita, Estación Chancay, La Delfina, Estación Quirno Costa, San Emilio y Zavalía.
Los Toldos queda a 305 kilómetros de la Capital Federal, pudiéndose llegar hasta allí en servicios colectivos de corta (Empresa Sanz) y de media y larga distancia (Pullman, General Belgrano y Empresa T.U.S.). El paso de la Ruta N° 65 es la principal vía de comunicación con la Capital Federal y el resto del país. Los Toldos basa su economía en la producción agropecuaria.
Baigorrita cuenta con una Delegación Municipal, un Centro Sanitario para la atención de la salud y la Parroquia Nuestra Señora de la Guarda. En el Club Social, Cultural y Deportivo Baigorrita se llevan a cabo los eventos deportivos y sociales de la comunidad. Entre sus principales instituciones funcionan: la Cooperativa Eléctrica, la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos, el Jardín de Infantes N° 902, la Juventud Agraria Cooperativista, el mencionado Club Social, el Cine-Teatro Italiano, la Escuela N° 9 y el Instituto Nuestra Señora de la Guarda.
La Delfina es una pequeña localidad del partido de General Viamonte, que está relacionada con las actividades agrícolo-ganaderas. Es muy representativo el Club Atlético La Delfina.
En Zavalía, en el mismo Distrito que veníamos describiendo en el párrafo anterior, funciona la Escuela N° 5 "Bernardino Rivadavia".
En Los Toldos, cabeza de partido de General Viamonte, existen excelentes proyectos de emprendimientos productivos, industriales y de servicios. El Distrito de General Viamonte es miembro del Corredor Productivo del Noroeste Bonaerense (CoProNoBa). Hacia fines de 1997 se produciría la apertura de una zona industrial planificada sobre una superficie de sesenta hectáreas. Diversas obras públicas en vías de ejecución, acompañaban a las iniciativas privadas, en cuanto a la construcción y funcionamiento de entidades y organismos con objetivos específicos, pero procurando, en conjunto, la consolidación de una ciudad típica de la pampa húmeda, generosa en vertientes tradicionalistas desde su origen.
Precisamente en Los Toldos, como lugares de interés para visitar y conocer se encuentran: el Parque Balneario Municipal, la Laguna "La Azotea o Rehue", la Casa de María Eva Duarte, el Monasterio Benedictino Santa María de Los Toldos (en realidad, una Abadía), el Monumento al Indio, la Plaza Bernardino Rivadavia, la Iglesia Nuestra Señora del Pilar, el Monasterio Hermanas de la Santa Cruz, el Museo de Artes e Historia de Los Toldos, el Aeroclub General Viamonte y el Vivero Escuela de Educación Especial N° 501, entre otros similares.

2 comentarios:

eugenia dijo...

Hola me encanta la pagina, yo estoy también estoy buscando información sobre mi ciudad. Sobre las tolderias. y bueno el juez de paz poco iba a hacer por la gente... al fin y al cabo era estanciero. Saludos!!!

daniel chiarenza dijo...

Gracias Eugenia por tu interés en mi página.